La capital segoviana tendría un total de 12 puntos especialmente peligrosos o conflictivos para el uso de la bicicleta según el mapa realizado por un segoviano, usuario y amante de este medio de transporte, además de colaborador con el Ayuntamiento de Segovia en la redacción del Plan Director de Movilidad Ciclista. Se trata de Juan José Arévalo, que emulando la iniciativa “enbicipormadrid”, realizó un mapa de calles tranquilas para circular en bicicleta en la capital segoviana pudiendo constatar la existencia de estos puntos especialmente peligrosos por la densidad de tráfico.

Como ha explicado a Segoviaudaz.es, el objetivo del mapa es sugerir recorridos alternativos a las vías con mayor tráfico, con el fin de orientar a personas poco experimentadas en el uso urbano de la bicicleta. Arévalo trata de elegir recorridos por calles secundarias con baja intensidad de tráfico en los que poder circular como un vehículo más, y ha señalado los puntos más conflictivos a su parecer.

Las flechas indican el sentido de la marcha, así como la pendiente en función de su color: verde para pendientes suaves de hasta el 2%, amarillo para pendientes moderadas, hasta 4%), rojo para pendientes fuertes (hasta 6%) y violeta para pendientes muy fuertes (superior al 6%).

Así, se aconseja cruzar a pie si no se tiene la seguridad o experiencia los siguientes puntos:

1-El cruce de la calle San Millán con la calle del Puente Sancti-Spiritu y el Paseo de los Tilos.

2-Rotonda del Paseo Ezequiel González en Fernández Ladreda, frente a la Estación de Autobuses y la Policía

3-Rotonda del Acueducto

4-Rotonda de los Bomberos en Padre Claret

5-Cruce en Vía Roma con la calle de las Nieves

6-Rotonda de el Alto de los Leones de Castilla

7-Coronel Rexach con Calle Larga

8-Rotonda de la Plaza de Toros en la Avenida Padre Claret

9-Rotonda de la Avenida Juan Carlos I con Avenida de la Constitución

10-Rotonda del Parque de la Dehesa con la Carretera de Valdevilla

11-Rotonda del IES Ángel del Alcázar

12-Rotonda de Avenida Gerardo Diego

Además, Arévalo asegura que podría incluirse como otro cruce especialmente peligroso el de la Puerta de Madrid.

 

‘Segovia es claramente anti-bici’

Para este segoviano, la capital necesita tres factores fundamentales para que la bicicleta pase a ser un actor en la movilidad: políticas de movilidad ciclista, infraestructuras y promoción. Entendiendo que los tiempos por los que atraviesa nuestro país no son los más propicios para el gasto público, Arévalo propone alternativas e “ir avanzando” en cuestiones que no requieran de una inversión real como es el caso de cambiar las políticas de movilidad ciclista.

Segovia es claramente «anti-bici», asegura, porque no permite circular en bicicleta por zonas peatonales, por muy anchas que sean como por ejemplo en la Avenida Fernández Ladreda, zona peatonal de 17 metros de ancho, excluyendo soportales. Tampoco lo permite en los parques, sin excepciones, poniendo como ejemplo, el Parque de La Alameda, en donde Arévalo considera que se «condena» a la bicicleta a circular por la calzada, donde la regulación del tráfico está diseñada para los coches, y es muy poco amable “por no decir perjudicial” para el ciclista. “Las Ordenanzas Municipales de Segovia se han olvidado de la bici”, afirma.

Según las reivindicaciones de este segoviano, el Plan de Movilidad de la capital debería de actualizarse priorizando al peatón, la bicicleta y el transporte público y dejando al coche en el último lugar. Asegura que en Segovia, la mayor parte de las intervenciones y el presupuesto han estado destinadas al coche citando ejemplos como la planificación de aparcamientos, mejora de la permeabilidad para la circulación, el estacionamiento de coches, o el falso túnel en la calle San Gabriel; y después al transporte público, «dejando de lado al peatón y olvidándose por completo de la bicicleta».

Por este motivo, pidió coherencia con las normativas municipales para que favorezcan el tránsito peatonal, ciclista y de transporte público sobre el de coches. Para esto, habría que llevar a cabo, según Arévalo, una jerarquización de las calles, la limitación de velocidad y calmado del tráfico y la recuperación de espacio público a partir de espacio utilizado actualmente por los coches, como la conversión de calles y zonas de estacionamiento en parques, plazas, calles peatonales, zonas de juegos, aceras amplias, carriles bici o carriles exclusivos para el transporte público.

 

2ª Bicicla, con arroz&roll

El próximo domingo 28 el colectivo por el uso de la bicicleta, Bicicla, organiza un segundo paseo simbólico por la ciudad para continuar fomentando el uso de la bici como medio de transporte. La cita comenzará a las 12:00 horas en las inmediaciones del Pabellón Pedro Delgado y terminará en el barrio de San Millán, en la sala BEAT Club, con una paella para todo el que quiera asisitir, una  exposición de bicis curiosas, música y más información sobre el mundo de la bici y los propósitos del colectivo.