La Dirección General de Tráfico (DGT) inicia hoy una campaña especial de control de motocicletas, que se extenderá hasta el día 27. Durante esta semana, se incrementarán los controles tanto de velocidad y alcoholemia, como del uso del casco, adelantamientos incorrectos y la documentación.

La subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, explicó que “esta campaña tiene el objetivo de sensibilizar a los conductores de motocicletas y ciclomotores que extremen las precauciones en la carreteras y que cumplan las normas de tráfico”. Destacó que “las motocicletas y los ciclomotores suponen el 16 por ciento del parque automovilístico; es imprescindible una adecuada convivencia entre las motos y el resto de automóviles”. Cifró en 6.999 el parque de motocicletas en la provincia y en 4.420 los ciclomotores.

En lo que va de año la provincia ha registrado 18 accidentes de motocicletas y ciclomotores, con cuatro heridos graves y 15 leves. A lo largo de 2011, fueron 62 los accidentes, con 17 heridos graves y 39 leves.

Mientras, la subdelegada del Gobierno subrayó que “el riesgo de sufrir lesiones cerebrales en un accidente si el conductor o el pasajero de una motocicleta no lleva el casco puesto se multiplica por tres”.

Así, insistió en que no llevar casco:

– Incrementa el riesgo de lesión en la cabeza.

– Incrementa la severidad de las lesiones de cabeza.

– Incrementa el tiempo en hospital.

– Incrementa la probabilidad de muerte como consecuencia de lesiones en la cabeza.

Por el contrario, llevar el casco:

– Desciende el riesgo y la severidad de las lesiones en un 72%. –

– Desciende la probabilidad de muerte en un 39%, dependiendo de la velocidad de la moto.

– Desciende el coste del cuidado médico asociado a los accidentes.

– La probabilidad de salir ileso del siniestro aumenta en un 20%

Normativa

Por otra parte, no llevar casco puede suponer 200 euros de multa, 3 puntos e inmovilización del vehículo. Además, los agentes inmovilizarán la motocicleta o ciclomotor de aquellos motoristas que circulen sin este dispositivo de seguridad, hasta que el conductor venga provisto de un casco.

Otras Campañas

En la última campaña de este tipo, que se desarrolló entre el 20 y el 27 de junio de 2011, el 0,43 por ciento de los motoristas controlados en las carreteras de la provincia durante la campaña especial fue denunciado. En total, la Guardia Civil controló 459 motocicletas y en dos casos fueron sancionadas.

Plan de Seguridad Vial de Motos

La campaña de vigilancia se enmarca dentro de las acciones que se desarrollan en el Plan de Seguridad Vial de Motos, puesto en marcha a principios de 2008, como consecuencia del aumento significativo de fallecidos y heridos graves por accidentes de moto en los últimos años y cuyo objetivo era reducir la siniestralidad en este tipo de vehículos.

La transposición de la Directiva Europea de acceso progresivo a la conducción de motocicletas, la incorporación de pruebas de circulación para la obtención de los permisos de la clase A1, A2 y A; examen teórico y práctico para el Permiso de conducir AM; la elevación de la edad mínima de acceso a ciclomotores a 15 años; el análisis de los puntos de riesgo para motos en zona urbana y la elaboración de un catálogo de soluciones o la realización de pruebas piloto para la evaluación de nuevos diseños viales para mejorar la seguridad de este tipo de vehículos son algunas de las medidas llevadas a cabo y que han contribuido a que en los últimos cuatro años se haya producido un punto de inflexión, disminuyendo el número de usuarios de moto fallecidos, tanto en vías urbanas como en interurbanas.

Actualmente, Tráfico está fomentando la realización de cursos de conducción segura para motoristas y realizando un estudio en profundidad para conocer los distintos perfiles de motoristas en función de su movilidad y exposición al riesgo, para después diseñar las acciones a desarrollar con dicho colectivo con el objetivo de seguir reduciendo su siniestralidad.