La ciudad de Salamanca dispondrá en 2015 de una conexión ferroviaria a Madrid más rápida que la actual. Los tiempos de viaje se reducirán en 60 minutos, hasta la hora y media, cuando finalice la electrificación de la vía hasta Medina del Campo (Valladolid), lo que permitirá a los trenes de Renfe utilizar el Corredor Norte-Noroeste de Alta Velocidad a la capital de España. La actuación, que tiene un plazo de ejecución previsto de dos años, supondrá en total una inversión de 40 millones.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, protagonizó el pasado lunes la segunda visita de este mes a la Comunidad, en concreto, a la localidad de Medina del Campo donde pudo comprobar el grado de avance de las obras de electrificación en la línea de ancho convencional Medina del Campo-Salamanca-Fuentes de Oñoro. Este proyecto es un compromiso adquirido en el marco de la XXV Cumbre Luso-Española, celebrada en Oporto, ya que facilitará la conexión con Portugal, y está cofinanciado por las ayudas RTE-T (Redes Transeuropeas del Transporte).

El pasado mes de mayo el departamento de Pastor adjudicó la instalación de la catenaria y todos sus elementos asociados, así como los sistemas de seguridad y comunicaciones, del tramo Medina del Campo-Salamanca, por un importe de 24,6 millones de euros, con un plazo de ejecución de 28 meses. Además, contrató a finales de octubre las obras de la subestaciones y centros de autotransformación asociados que suministrarán energía a la línea férrea de ancho convencional Medina del Campo-Salamanca. Supondrán un desembolso de 20,91 millones y se llevarán a cabo durante dos años.

La segunda fase, es decir entre Salamanca capital y Fuentes de Oñoro, en la frontera portuguesa, aún no tiene fecha de licitación, ya que el Ministerio que dirige Ana Pastor tiene que ponerse de acuerdo con su homólogo portugués para conectar la líneas ferroviarias españolas y las portuguesas, aunque la intención del Gobierno de España es ejecutar el trazado completo antes de que finalice el año 2015.

El Ministerio de Fomento dividió en dos bloques la primera fase de estas obras. Por un lado, licitó la catenaria, es decir, la línea aérea de alimentación que transmite energía eléctrica a las locomotoras, que salió a concurso con un presupuesto base de 29,25 millones de euros, y por otra parte la subestación, que se licitó en 20,24 millones. Las adjudicaciones rebajaron notablemente las inversiones hasta los 38 millones, frente a los 50 previstos. Los Presupuestos del Estado para el próximo año han reservado una partida de 35 millones, lo que garantiza la continuidad de las obras.

Finalmente, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) aprobó recientemente la declaración de impacto ambiental de la electrificación del corredor 3 de la línea de tren Medina del Campo-Salamanca-Fuentes de Oñoro, cuyo promotor es la Dirección General de Ferrocarriles.

 

Actuaciones técnicas

Por lo que se refiere a la electrificación del tramo, el contrato incluye la ejecución de los pórticos de catenaria y ‘feeder’ a ambos lados de la vía, los postes, dinteles y soportes auxiliares que lo componen, así como las cimentaciones para la fijación de los mismos. El proyecto también conlleva el tendido y conexionado de los diferentes sistemas y las instalaciones de seguridad y comunicaciones. Del mismo modo, se instalarán nuevos sistemas videográficos y se adaptará el Control de Tráfico Centralizado (CTC). También, se modificará el sistema de anuncio de señales y frenado automático, entre otras muchas actuaciones técnicas.