Segovia perdió un total de 201 autónomos durante el año 2012 respecto a la cifra del año anterior que supone un descenso del 1,4 por ciento, hasta los 14.599 trabajadores por cuenta propia. A pesar de que se crearon un total de 1.822 nuevas empresas a un ritmo de 5 al día, la cifra se encuentra por debajo de la media nacional y regional puesto que en Castilla y León se perdieron un total de 3.621 autónomos (-1,8 por ciento) por encima de la media nacional situada en el 1,5 por ciento y 44.519 trabajadores por cuenta propia menos. Una cifra “preocupante” para un año “nefasto” como señaló hoy la presidenta de ATA- Castilla y León, Soraya Mayo, quien presentó en Segovia el informe de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos.

Acompañada del secretario general de la organización, Rubén Gómez, la presidenta de ATA CyL, explicó que las cifras de autónomos se remontan a las del principio de la crisis económica, lo que supone “una barrida importante”. Ávila fue la provincia más perjudicada a nivel regional y nacional con un descenso del 3,3 por ciento con una pérdida de 495 autónomos durante 2012.

“Un año malo para el conjunto de la ciudadanía y para los autónomos”, lamentó Mayo quien consideró que “los errores pasados son los problemas del presente”. En este sentido, la presidenta de ATA-Castilla y León exigió a las Cortes regionales una mayor celeridad para la Ley de fomento del estímulo empresarial “porque no sabemos en qué punto está”, y que ayudará a la eliminación de trabas burocráticas en la creación de empresas. A la Junta de Castilla y León, la organización reclamó una mayor atención hacia los autónomos y un consenso previo a tomar las decisiones que les afecten. “Se comunican las medidas cuando ya están decididas”, lamentó Mayo.

Además, la organización de trabajadores por cuenta propia pidió la implicación de las administraciones de carácter local en cuanto al fomento del emprendimiento desde la educación y el impulso desde las diputaciones del empleo en el medio rural para combatir la despoblación, aunque trascienda de sus competencias. A los ayuntamientos, la representante de los autónomos de la región, reclamó una mayor facilidad en cuanto a los trámites para la creación de empresas y reprobó el aumento de tasas.

En este sentido, Mayo pidió al Gobierno central que se mantengan los impuestos y no se continúen subiendo y que resuelvan cuestiones que afectan a los emprendedores como las jubilaciones o los estímulos en el comercio porque según vaticinó, “va a ser uno de los sectores más perjudicados”. Para finalizar, la presidenta de ATA CyL, exigió a las administraciones el pago puntual de las facturas a las pymes porque en muchas ocasiones “de eso puede depender su actividad”.

 

Resto de provincias

Por detrás de Ávila se sitúan las provincias de Valladolid con una pérdida del 2,4 por ciento y 899 autónomos menos; Palencia con una bajada del 2,2 por ciento y 316 autónomos menos; León y Zamora con un descenso del 1,8 por ciento y 703 y 326 autónomos menos respectivamente; Segovia y Soria con una bajada de 1,4 por ciento y 201 y 116 trabajadores por cuenta propia menos repectivamente; Burgos con un descenso del 1,1 por ciento y 326 autónomos menos; y Salamanca que fue la provincia menos perjudicada con un descenso del 0,9 por ciento y 239 autónomos menos.

Por sectores, la construcción fue el ámbito en el que se perdieron un mayor número de trabajadores por cuenta propia con un descenso de 1.826 empresas (-6,5 por ciento), seguido por un sector más “tradicional” como el de la agricultura que registró un descenso de 895 empresas (-2,1), o la industria que registra una bajada de 430 empresas (-3,1). También registran bajadas significativas el sector transportes con la destrucción de 277 empresas (-2,7), y las actividades inmobiliarias con 25 empresas menos (-2,7). 

Respecto a la evolución según el género, de los 201.598 trabajadores por cuenta propia registrados en la Comunidad, a diciembre de 2012, 63.274 son mujeres, lo que supone un incremento del 0,1 por ciento respecto al año anterior con un aumento de 64 mujeres emprendedoras más. Por el contrario, los datos desvelan un descenso de un 0,3 por ciento en trabajadores por cuenta propia masculinos con una cifra que se sitúa en 138.324 hombres.