La industria agroalimentaria segoviana está de enhorabuena. Sus productos han obtenido esta semana siete de los cincuenta y un diplomas otorgados por la Asociación de Artesanos Alimentarios de Castilla y León, dentro de la segunda edición de los premios Artesano 2013.

Solo Valladolid se situó por delante de Segovia, con 19 premios, mientras que Salamanca consiguió otros siete. Por detrás, se colocaron León con seis, Palencia con cuatro, Zamora con tres, Burgos y Soria con dos cada una, y Ávila con uno. Caprichos de Sacramenia fue la gran triunfadora entre la representación Segoviana. Logró la máxima distinción, el oro, en dos categorías diferentes. En especialidades lácteas se impuso con un yogur de oveja con mandarina, mientras qu entre los productos Tierra de Sabor ganó con un yogur natural.

Delicias de Cuéllar se alzó también con dos premios, en este caso dos platas: en Pasta Seca con delicias de Cuéllar y en Dulce de desayuno (no bizcocho) con Medievos. En la categoría de Especialidades Lácteas, obtuvo también la plata el yogur natural de oveja de Quesería Artesanal de Armuña.

Dentro del apartado de Otros Embutidos, plata para salchichón extra de Embutidos San Ignacio (Navalilla); y en Legumbre seca la plata fue a parar a garbanzo de invierno de Garbanzo UTY (Villovela de Pirón).