Este año se incorporan elementos inspirados en el esgrafiado segoviano, obra del joven Adrián Cugar

 

Cumpliendo con la tradición, el alcalde, Pedro Arahuetes, acompañado por la concejala de Cultura, Clara Luquero, ha procedido, en la Plaza Mayor, al encendido de la iluminación navideña de Segovia.

 

Este año, la principal novedad es la incorporación de adornos que reproducen el típico esgrafiado segoviano. Precisamente, el autor de los diseños, Adrián Cugar, ha estado presente en este acto inaugural en el que la tradición ornamental de los edificios segovianos adquiere un protagonismo fundamental. Bajo el nombre de las Ilumigrafías, así denomina Cugar al conjunto de luces, estos adornos simbolizan, también, la unión de culturas que históricamente han habitado en Segovia y que lo hacen en la actualidad.

 

La iluminación navideña, instalada por la empresa salmantina, Carmelo Plaza S.L., incluye la decoración de la fachada del Ayuntamiento, un cielo de estrellas en la elipse del a Plaza Mayor, 170 arcos en las calles más comerciales de la ciudad, una pirámide en la rotonda de la Plaza de la Artillería, la decoración del Pirulí de Nueva Segovia y las palmeras decorativas instaladas en otros barrios de la capital.

 

Segovia estará iluminada hasta el 6 de enero. Hasta el 22 de diciembre en horario de 18:00 a 24:00 horas y desde el 23 de diciembre de 18:00 a 22:00 horas.

 

El presupuesto dedicado este año a la iluminación navideña es de 46.000 euros, 5.000 euros más que en la Navidad 2012-13.

 

De nuevo, la iluminación navideña es fruto de la colaboración entre el Ayuntamiento y el comercio interesado en contribuir a poner una nota de alegría y vitalidad a la ciudad en estas fechas.