Era sin duda una de las reivindicaciones históricas de los usuarios habituales. Desde la semana pasada, Renfe permite a los propietarios de los Abonos Tarjeta Plus (que permite viajar entre 20 y 50 veces en un mes a un destino concreto), seleccionar su plaza concreta dentro de los diferentes vagones en cada trayecto.

Antes, lo máximo que podían elegir era ventanilla o pasillo, y en sentido de la marcha o en contra. Sin embargo, los usuarios esporádicos siempre pudiero elegir su asiento concreto. Con esta modificación de Renfe.es, la compañía ferroviaria trata por igual tanto a usuarios esporádicos como habituales. Ésta discriminación fue una de las reivincidaciones habituales de los usuarios que no entendían cómo Renfe trataba mejor a un cliente puntual, que a uno que se gastaba en torno a 200€ al mes en su compañía. Pero la situación ha cambiado, y cualquier abonado ya puede reservar su plaza preferidapara realizar su trayecto, que en el caso de nuestra ciudad, el más habitual es el Segovia-Madrid-Segovia.