La Red de Juderías dispondrá de un stand propio en el Forum Gastronómico de Gerona dentro del recinto del Palacio de Ferias, que se celebra del 20 al 23 de febrero. En este espacio se podrá degustar una muestra de productos kosher que se elaboran en las diferentes ciudades que forman parte de la red. Además, se contará con la presencia de empresas y productores que realizarán presentaciones, degustaciones y demostraciones.

Paralelamente, la Red de Juderías ha editado la guía RASGO 2011, donde se recogen los principales alojamientos y restaurantes que recogen la herencia judía. 

La actividad principal de la Red en el Forum Gastronómico tiene lugar el día 21 con un taller de cocina judía que se complementará con otras actividades, como un taller de formación a cargo del chef israelí Victor Gloger del restaurante Chloelys (Tel Aviv). 

La participación de la entidad responde a la creciente demanda de mercados turísticos nacionales e internacionales hacia una oferta específica vinculada a la cultura hebrea, según ha informado el Ayuntamiento de Segovia.

La cocina judía está profundamente vinculada a la religión y marcada por un complejo conjunto de leyes dietéticas que determinan todo lo que se come, tanto en relación a los productos permitidos como con la forma de prepararlos. Actualmente, es el resultado de dos influencias distintas: las exigencias de la ley judía que rige la preparación y la presentación de los alimentos, y las costumbres de los pueblos donde han vivido los judíos durante los últimos 2.000 años.

 

Cultura judía

La cocina apta para el consumo de los judíos se llama kosher y está considerada como la manera de acercarse a lo sagrado, de forma que sus seguidores deben prescindir de determinados alimentos y seguir puntualmente, cada día, determinadas normas dietéticas en la elaboración de las comidas. Por ejemplo, a los judíos les está permitido comer prácticamente todos los productos de la tierra (frutas, verduras, legumbres), pero en cambio les está prohibido comer cualquier tipo de animal invertebrado. Además, tampoco pueden comer determinados tipos de carne (como cerdo, caballo o conejo), algunas aves (como el avestruz, el buitre o la gaviota) y ciertos peces (tiburones y anguilas), entre otros.

La normativa judía también establece cómo deben ser sacrificados determinados animales antes de ser consumidos, y cómo se debe llevar a cabo su proceso de tratamiento antes de ser cocinados. Tampoco pueden mezclar la carne y la leche, y durante la festividad de Pésah (Pascua judía) deben seguir algunas reglas aún más específicas, como la prohibición de comer cualquier alimento que lleve levadura. En cuanto al vino, sólo está permitido el consumo del vino elaborado por judíos o bajo supervisión de un rabino.

La Red de Juderías de España. Caminos de Sefarad, con el fin de dar a conocer el patrimonio sefardí de las 21 ciudades asociadas, ha puesto en marcha un ambicioso proyecto de calidad turística denominado RASGO, donde se recoge la oferta turística de cada ciudad bajo unas exigentes normas de calidad y seguimiento que los adherentes deben de cumplir y que servirá para mejorar la oferta de restauración, alojamiento, orientación, información y otros servicios turísticos en cada una de las ciudades.

Junto con Segovia, integran la red las ciudades de Ávila, Barcelona, Besalú, Cáceres, Calahorra, Córdoba, Estrella – Lizarra, Gerona, Hervás, Jaén, León, Monforte de Lemos, Oviedo, Palma de Mallorca, Plasencia, Ribadavia, Tarazona, Toledo, Tortosa y Tudela.