Renfe aseguró hoy que la decisión eliminar la linea convencional directa entre Segovia y Madrid responde a una de las medidas de racionalización de gasto de la compañía puesto que el resultado de las cuentas suponían una pérdida de casi un millón de euros al año, en concreto 934.700 euros, cuando el aprovechamiento de los servicios entre ambas capitales alcanzaba un 3,8 por ciento.

En un breve comunicado remitido hoy por Renfe tras la reunión mantenida ayer con los alcaldes afectados y los diputados por Segovia, la compañía recordó que “se siguen garantizando los servicios públicos con un mejor aprovechamiento y una racionalización del gasto” puesto que anteriormente las arcas públicas subvencionaban con 16 euros cada billete que cuesta 7,95 euros.

Así, señalaron que la oferta en Segovia y Madrid por ambas líneas es de 249 servicios por semana entre los 197 por la línea de alta velocidad y 52 por la línea convencional que desde el pasado mes finaliza en la localidad de Cercedilla en donde habrá que hacer transbordo en otro tren diferente.

Con esta opción, Renfe señaló que la oferta entre Segovia, Cercedilla y Madrid es de 3 servicios por sentido de lunes a jueves, 4 servicios por sentido los viernes y 5 servicios por sentido los sábados, domingos y festivos.