El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, denunció hoy que Renfe manipula datos para acabar suprimiendo la linea convencional entre Segovia y Madrid. El regidor municipal consideró un “truco” que la compañía argumente la existencia de un ratio de viajeros que ronda un 15 por ciento cuando se utilizan composiciones con más de 1.000 plazas para 80 viajeros y emplazó a la compañía a reducir los vagones a un máximo de 100 o 200 plazas para que la ratio aumente.

“No creo en los números, creo en las personas”, subrayó Arahuetes tras la presentación del programa de las Fiestas de San Juan y San Pedro para añadir que continuará exigiendo el restablecimiento de una linea ferroviaria con más de 150 años. Además, criticó las acusaciones vertidas a través de un comunicado por el Partido Popular tras la reunión con el presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, y esperó que los regidores municipales de El Espinar, Navas de Riofrío, La Losa y Otero de Herreros, no suscriban las palabras de sus compañeros de partido porque “sería lamentable”.

En este sentido lamentó el apoyo de los ‘populares’ a la compañía ferroviaria y su conformidad con la negativa de restablecer la linea, a pesar de haber presentado mociones tanto en la Diputación como en el Ayuntamiento exigiendo a la empresa una solución. “Si me quedo solo no voy a huir”, aseveró el regidor de la capital segoviana quien se mostraba sorprendido por la reacción del PP en el comunicado porque “parecía que habían estado en otra reunión”.

Arahuetes se mostró “desencantado y desilusionado” con el recibimiento de Gómez-Pomar que demostró según el alcalde “poca receptividad”. De hecho, “nos encontramos con un frontón”, explicó Arahuetes para señalar que fue el presidente de Renfe el que sugirió una visita a la Secretaría de Estado de Transportes sin ofrecer más alternativas. “Salió por la tangente”, aseveró.