Castilla y León reclama a Renfe una conexión ferroviaria directa con París, tras la supresión del trenhotel Elipsos, conocido como Francisco de Goya, un servicio que utilizaban unos 20.000 viajeros al año y que unía desde hace décadas la Comunidad y la capital gala a través de Hendaya. Esta petición, que comparten la patronal, los sindicatos, instituciones como la Junta o el Ayuntamiento de Valladolid, y el sector de la agencias de viajes, se basa en las oportunidades del eje Atlántico en las comunicaciones con Francia.

La decisión de eliminar las circulaciones del ‘Francisco de Goya’, que gestionaba Renfe y su homóloga francesa SNCF (Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses), se produjo con el inicio de los servicios de alta velocidad entre Barcelona y Madrid con París y Marsella. La medida ha contado con la oposición institucional y de diferentes organizaciones que consideran que se está potenciando el corredor Mediterráneo, en detrimento del Atlántico, considerado un eje prioritario dentro de la Red Transeuropea de Transportes (RTE-T).

De esta forma, la nueva alternativa por el este peninsular, a través del corredor Zaragoza-Barcelona-Figueras, deja a la Comunidad fuera de las comunicaciones con el país vecino a pesar de que están en marcha inversiones millonarias para extender la red de alta velocidad hasta la frontera francesa. Las obras en el tramo Valladolid-Burgos podrían estar finalizadas en 2015. Además, en paralelo se construye la denominada ‘Y’ vasca, que comunicará Vitoria e Irún. La entrada en servicio de estas líneas de alta velocidad reduciría notablemente el viaje desde Valladolid (12 horas y media) y Burgos -una menos-.

La nueva programación de la operadora ferroviaria supone para Castilla y León quedarse fuera de los itinerarios europeos ya que no existe un servicio directo y las conexiones con los trenes franceses en la frontera de Hendaya no están ajustadas, de forma que para el viajero esta ruta no es atractiva frente a otros medios como el avión. Por tanto, las comunidades atlánticas regresan al pasado cuando el diferente ancho de vía amplió las distancias con Europea y el aislamiento de algunos territorios.

Unos 20.000 pasajeros de la Comunidad, según fuentes ferroviarias consultadas por Ical, utilizaban anualmente el trenhotel que partía de Madrid con rumbo a París, un servicio que comenzó a prestarse en 1969. De ellos, la mayoría viajaba en este tren desde o hasta Valladolid. El ‘Francisco de Goya’ también tenía parada en Vitoria, Poitiers, Blois, Orleáns y París. Por ello, esta relación ferroviaria internacional sumaba unos 116.000 viajeros anuales en todo su recorrido. Su desaparición conllevará, según varias fuentes, el trasvase de viajeros hacia el avión, lo que obliga a los castellanos y leoneses a desplazarse a los aeropuertos más próximos, ya que no existe ningún vuelo a París desde Castilla y León.

 

“No podemos resignarnos a tener que ir a Francia por Cataluña”

Por su parte, el secretario del sector ferroviario de UGT en Castilla y León, Felipe de Diego, consideró que el servicio directo con París es un “elemento dinamizador” del turismo de Castilla y León, sobre todo, al no existir otra conexión sin trasbordo. Además de defender el empleo, ya que el servicio era prestado por dos maquinistas y 14 miembros de la tripulación, remarcó que existe una “demanda potencial” en la Comunidad para mantener este enlace internacional.

En ese sentido, De Diego reclamó un esfuerzo a la división de viajeros de Renfe para que recupere la relación ferroviaria con la capital gala, ya que mientras el Gobierno avanza en la liberalización de servicios, que mandata la Unión Europea, Castilla y León pierde su comunicación con el continente. Además, pidió cambios en las tarifas y horarios para que sea “competitivo”.

“No podemos resignarnos a tener que ir a Francia por Cataluña”, sostuvo el dirigente ‘ugetista’, quien también aseguró que la continuidad de estos servicios situaría a Castilla y León en una posición “preferente” en el diseño futuro de las relaciones ferroviarias internacionales. También, Felipe de Diego reclamó a Renfe una apuesta por el transporte de “calidad”, frente al “error” cometido por el sector aéreo con los vuelos ‘low cost’, lo que a su juicio perjudicaría también al empleo vinculado con el ferrocarril.

 

Batalla institucional 

En el plano institucional, el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ya ha enviado una carta a Renfe para pedir que se restituya el servicio directo con París. En la misma medida, responsables de las direcciones generales de Turismo y Transportes de la Junta de Castilla y León también han mantenido contactos con dirigentes del Ministerio de Fomento sobre este asunto. De la misma forma, el Grupo Socialista ha registrado una proposición no ley en las Cortes en la que insta al Gobierno autonómico a defender esta relación ferroviaria.

 

Núcleo Portugal-Francia

También, el Consejo Regional de Cámaras invita a Renfe a restituir el servicio del Trenhotel Elypsos, conocido como Francisco de Goya, ya que ofrecía un servicio “cómodo y accesible” a las empresas con intereses en el país galo, así como a los viajeros de Castilla y León. Además, plantea “revisar” sus frecuencias si el motivo de la supresión es la escasez de recursos económicos.

Por tanto, el Consejo que preside Fernando Escobillas considera necesario mantener el servicio hasta que en un futuro se complete el eje Atlántico, un “corredor que convertirá a Castilla y León en núcleo central de las comunicaciones entre Portugal y el resto de Europa”.

 

Precios triplicados

Por su parte, el presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Castilla y León, Adolfo Maté, rechazó que el desvío de tráfico por el eje catalán se debe a “razones económicas”, sino más bien a otros intereses ya que señaló que las comunicaciones desde el norte-noroeste suman más kilómetros por Figueras, que por Hendaya, y su precio es superior, llegando a triplicar los del antiguo ‘Francisco de Goya’. “Dar la vuelta por el este es ridículo”, apostilló.

En su opinión, Renfe pretende optimizar las cuantiosas inversiones hechas para conectar por vía AVE España y Francia, cerrando el resto de pasos por los Pirineos y concentrando en la vertiente Mediterránea las circulaciones. Por ello, como asociación ya han reclamado a los responsables del Ministerio de Fomento una conexión directa desde Madrid y París por Castilla y León y el País Vasco. Remarcó que hasta ahora las agencias de viajes vendían un gran número de paquetes a familias y jóvenes que deseaban viajar a la capital gala, especialmente, a Disneyland Resort París.