Renfe reforzará con 6.300 plazas extra los trenes de Castilla y León durante el puente del 1 de mayo. Esta medida afectará principalmente a los trenes que tienen su origen o destino en Madrid. Los refuerzos comenzarán a aplicarse este viernes, día 27, y se extenderán hasta el miércoles, 2 de mayo.

Los trenes Avant que unen Valladolid, Segovia y Madrid experimentarán el refuerzo más acusado, con 2.360 plazas. También destaca el incremento de la capacidad en los trenes de Media Distancia de la relación Salamanca-Ávila-Madrid, que sumará 720 asientos adicionales.

Por su parte, los trenes Alvia que unen Asturias, Cantabria y el País Vasco con Madrid verán aumentada su oferta en cerca de 2.200 plazas. Estos trenes circulan, según los casos, por las provincias de León, Burgos, Palencia, Valladolid y Segovia.

Otros servicios que aumentarán su capacidad son el Arco que une Galicia con el País Vasco (640 plazas) y el Talgo Madrid-Galicia (440 plazas).