El Gobierno abre la puerta a una posible subida del IVA en 2013, ya que indicó que prevé llevar a cabo el próximo año una modificación de la estructura de la imposición con la finalidad de reducir las cargas sobre el trabajo e incrementarlas sobre el consumo. Así lo anunció el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, quien subrayó que con esta estrategia se prevé recaudar unos 8.000 millones de euros.

El ministro señaló que el planteamiento es retocar «la imposición indirecta» y apuntó que estos impuestos «no sólo son el IVA, hay otros tipos», como son los Impuestos Especiales. El titular de Economía justificó estas medidas en que las recomiendan distintos organismos internacionales, entre los que se encuentra el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Preguntado por el hecho de que el Gobierno haya mostrado en varias ocasiones su rechazo a una subida del IVA y ahora lo plantee, De Guindos comentó que el problema de la elevación indirecta en entornos «depresivos» es que «acelera dicha tendencia depresiva», algo que subrayó no ocurrirá el año que viene.

Además, comentó que se compensará la subida de impuestos indirectos con la bajada de los directos. En concreto, el IRPF volverá a bajar en 2014 cuando quede sin efecto la subida aprobada el pasado 30 de diciembre y que, como se estableció en un principio, tendría un carácter temporal de dos años.