Son las siete y media de la mañana un grupo nutrido de periodistas y el equipo más cercano de Óscar López, el Equipo A, como ellos mismo se han denominado en tono jocoso, se suben a un autobús en la Plaza Mayor de Riaza.

Óscar López ha elegido la Ermita de Hontanares, un lugar muy especial para él, según ha explicado, para hacer un gran anuncio. Nadie sabe de qué puede tratarse. Los comentarios y cuchicheos se producen en el autobús durante los 15 minutos que dura el trayecto desde Riaza hasta la ermita. “Más vale que valga la pena después de habernos hecho madrugar tanto”, comentan los compañeros, poco acostumbrados a trabajar a estas horas intempestivas.

El autobús alcanza por fin la ermita y sorpresivamente la pasa de largo. ¿A dónde nos llevan? ¿No se supone que la rueda de prensa era en la ermita? No, no es allí donde Oscar López quiere hacer su gran anuncio. El autobús continúa su ascenso por la montaña y nos lleva hasta el mirador de Hontanares, un terreno escarpado, rocoso, donde sopla el aire limpio y puro de la montaña y desde donde se puede contemplar gran parte de Castilla y León. Ahí sí que nos espera Óscar, sereno y nervioso al mismo tiempo.

“He elegido este lugar para anunciar el nuevo rumbo de la política del partido socialista en Castilla y León, porque este sitio es como es como la política que vamos a comenzar a hacer a partir de ahora, limpia y transparente”, comienza a hablar. “Vivimos un momento de cambio, de incertidumbres, pero también vivimos un momento cargado de oportunidades que yo quiero aprovechar”. “La actualidad requiere un cambio, un cambio de perspectiva, un cambio en la forma de ver las cosas”, ha explicado. Dice López que “mucha gente mira la política con descrédito”, pero “yo creo estoy dispuesto a cambiar la forma de hacer política, estoy dispuesto a innovar, a hacer una nueva política, a hablar de los problemas de la gente”.

 

PURO CAMBIO: Lema de la campaña

Entonces ha sido cuando Óscar López, en medio mitad de la montaña, entre las escarpadas rocas del mirador de Hontanares, rodeado de cámaras, grabadoras y flashes, se ha abierto el abrigo para dejar ver el nuevo mensaje de su campaña, grabado en la camiseta rojo-PSOE que vestía: “PURO CAMBIO”. “Es mi mensaje de futuro, puro y auténtico, esta nueva etapa es Puro Cambio”. Óscar López ha hecho “autocrítica” y ha decidido cambiar. “Alejarnos de la crispación, de la corrupción, de la descalificación”.

Dice que quiere ser presidente de la Junta de Castilla y León, que quiere traer nuevos aires a la comunidad: “quiero que Castilla y León gane peso en España, peso político y peso poblacional, porque ese es uno de los grandes problemas de Castilla y León, el crecimiento negativo”.

Dice que para ello hay que dar un futuro a los jóvenes de la comunidad y evitar que se tengan que ir de su tierra para buscar oportunidades. López quiere darles esas oportunidades aquí y quiere además mejorar las sanidad pública, los servicios y la ordenación del territorio.

Esos parecen ser los pilares de una campaña política hacia la presidencia de la Junta de Castilla y León que ha comenzado hoy en Hontanares, a las siete y media de la mañana. Dice su equipo de prensa, que esto es sólo el comienzo. “Lo que vemos es sólo un punto de partida, pero esto va a continuar, va a haber mucho más”.