El consejero de Sanidad, Francisco Javier Álvarez Guisasola, ha presentado el balance del plan integral frente a las agresiones al personal de las instituciones sanitarias de Castilla y León, firmado en 2008 y puesto en marcha en 2009 y cuyas actuaciones, que han supuesto hasta el momento una inversión de 8,1 millones de euros, han conseguido reducir dichos incidentes un 22% en 2009.

Álvarez Guisasola, que ha presidido la segunda reunión del Observatorio de Agresiones al Personal de las Instituciones Sanitarias de Castilla y León, ha explicado que en los últimos seis meses del año pasado se contabilizaron 148 incidentes, frente a los 190 registrados en el primer semestre. Se ha producido también un descenso porcentual en el número de trabajadores agredidos (-15%, al pasar de 221 a 187) y en el de agresiones (-13%, de 300 a 260). En Segovia el número de incidentes registrados durante el año 2009 ha sido de 22, resultando agredidos 25 profesionales sanitarios.

El 86% de los incidentes registrados en la comunidad han sido provocados por un único autor, el 69% son hombres y el 52% se producen en Atención Especializada, el 46% en Primaria y un 2% en Emergencias.

A lo largo de 2009 hay que sumar por tanto 338 incidentes, con 408 trabajadores agredidos (144 facultativos, 205 personal de Enfermería y 59 otros). En cuanto a las agresiones (560 registradas), un 61% son verbales, un 21% físicas y un 18% psicológicas, aunque lo más significativo es que del total de agresiones físicas (116), nada menos que 62 se produjeron en servicios de Psiquiatría.

La Gerencia Regional de Salud cuenta con un seguro de defensa jurídica gratuito (teléfono 902-197781) para los trabajadores afectados y además remite a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León las denuncias presentadas para que inste su calificación como delito de atentado, lo que ha permitido contabilizar hasta el momento 53 sentencias condenatorias (de un total de 63), de las cuales siete conllevan penas de prisión.

El proyecto de Ley de Ordenación del Sistema de Salud de Castilla y León, que se encuentra en trámite parlamentario para su aprobación, prevé sanciones administrativas desde 300 hasta 600.000 euros contra las agresiones al personal de las instituciones sanitarias.

 

Lugares conflictivos

Una vez completado el análisis y estudio del riesgo de incidentes en todos los centros de SACYL, se va a definir –a través del Observatorio Regional de Agresiones- una nueva relación de lugares conflictivos, ya que en 10 de los 45 incluidos en la primera relación no se ha registrado ningún problema, y en otros 17 sólo ha habido uno y de carácter leve.

Además, los 11 servicios de Prevención de la Gerencia Regional de Salud investigan todas las agresiones producidas, consideradas como accidentes laborales, y proponen medidas preventivas, a la vez que los comités de Seguridad y Salud de cada área y los delegados de prevención son informados de dichas medidas y pueden plantear otras.

En la provincia de Segovia los centros sanitarios considerados como puntos conflictivos son los centros de salud de Sacramenia y Segovia III, y los consultorios médicos de Bodeguillas y Marazoleja.

Este año se va a continuar con la implantación de medidas de seguridad, tanto pasivas, pulsadores antipánico, videocámaras, como activas, vigilantes de seguridad, para lo cual hay prevista una dotación de otros 200.000 euros. Hasta la fecha se han instalado dispositivos de alarma en 120 centros de salud y videocámaras en 45 (en función de las necesidades detectadas), mientras que todos los hospitales y 18 centros de Atención Primaria cuentan con vigilancia de seguridad.

Estas medidas se llevan a cabo principalmente en una serie de centros de salud con mayor incidencia de agresiones y en los servicios hospitalarios de Urgencias y Salud Mental.

 

Propuestas de puntos conflictivos

Atención Especializada: En todos los hospitales donde existan servicios de Urgencias, servicios de Psiquiatría o módulos penitenciarios.

Emergencias Sanitarias: Todas las UME.

Atención Primaria: Se consideran todos los centros (48) en los que concurra alguna de las siguientes circunstancias:

Se haya producido más de un incidente.

Haya sido agredido más de un trabajador.

Se haya producido alguna agresión física.