La Dirección General de Tráfico pone en marcha un operativo especial para el período navideño que durará hasta las 24 horas del jueves 7 de enero, tiempo en el que se prevé que se produzcan aproximadamente 3 millones de desplazamientos en automóvil por carretera.

Coinciden en estos días festividades familiares y reuniones de amigos, que propician el consumo de alcohol, y generalmente unas condiciones meteorológicas adversas que hacen sumamente peligrosa la conducción.

La Dirección General de Tráfico pedirá estas Navidades un minuto de silencio no por las personas fallecidas en la carretera, sino por cada uno de los conductores que, aún sabiendo los riesgos, beben antes de ponerse al volante.

«No conduzcas después de haber bebido ni dejes que nadie lo haga», es el lema de la campaña de la DGT para esta Navidad. La Ley de Seguridad Vial tipifica como infracción muy grave la conducción de vehículos bajo los efectos del alcohol. Para esta infracción la norma prevé una sanción de multa de 300 a 600 euros y la suspensión del permiso para conducir por un periodo de hasta tres meses.

La tasa de alcohol permitida para un conductor general es de 0,25 mg/l en aire espirado y 05 gr./l en sangre. Para los conductores profesionales y los noveles el límite es de 0,15 mg/l y de 0,3 gr./l, respectivamente.

Con este motivo, y como en las demás ocasiones en que se prevé un desplazamiento masivo de vehículos, la Dirección General de Tráfico pone en marcha un dispositivo para tratar de conseguir que los viajes por carretera se realicen con la mayor seguridad posible.

Las medidas especiales de tráfico se intensificarán en los tres períodos en que habrá un mayor movimiento de vehículos, coincidiendo con las festividades de Navidad (del 24 al 27 de diciembre), Fin de Año (del 31 de diciembre al 3 de enero) y Reyes (del 5 al 7 de enero).

 

Dispositivo preparado

Es posible que, por la época del año en que nos encontramos, las condiciones meteorológicas sean adversas para la conducción con lluvias, nieve, hielo y zonas de niebla a lo largo de dicho periodo de días. Por ello es muy importante tener en cuenta esos factores con el fin de alertar a los conductores que estos días vayan a circular por las carreteras, haciendo un llamamiento a la precaución, y al especial cuidado con el consumo de alcohol, la velocidad, mantenimiento de las distancias de seguridad y atención a la conducción por los fenómenos meteorológicos que puedan dificultar la circulación.

Para llevar a cabo estas operaciones, se ha establecido un dispositivo que cuenta con personal dependiente de la Dirección General de Tráfico y de otras entidades: funcionarios y personal técnico especializado que atienden labores de supervisión, regulación e información en el Centro de Gestión de Tráfico; adscrito a la Jefatura Provincial de Tráfico de Valladolid; agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y empleados de las empresas de conservación y explotación y de las vías en régimen de concesión dependientes de Ministerio de Fomento y del resto de los titulares de carreteras y personal de los servicios de emergencia tanto sanitarios como bomberos.

El Centro de Gestión del Tráfico adscrito a la Jefatura Provincial de Valladolid dispone de 76 cámaras de televisión, 138 estaciones de toma de datos de tráfico, 119 paneles de mensaje variable instalados en las carreteras y 1 helicóptero que actúa en misiones de vigilancia desde su base de Villanubla (Valladolid).