El Congreso de los Diputados ha aprobado  definitivamente la declaración del Parque Nacional de Guadarrama, el decimoquinto de la red y el quinto por extensión, ubicado en las comunidades autónomas de Madrid y Castilla y León, y con una superficie total de 33.960 hectáreas. No obstante, la noticia ha caído como un jarro de agua fría al alcalde del Real Sitio de San Ildefonso, José Luis Vázquez, quien ha asegurado que el Parque elimina los usos cinegéticos, es decir, la caza, que sus vecinos han venido practicando durante más de 300 años.

En este sentido, aseguró que el Ayuntamiento de la localidad recurrirá en los tribunales la aprobación del proyecto de ley del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama al ser eliminados dichos usos que sí se contemplaban en la propuesta emitida por la Junta de Castilla y León para el sometimiento de la exposición pública con carácter previo a ser debatida en el Congreso.

Según Vázquez dicha propuesta “entendía que el límite del Parque Nacional en nuestro término municipal no afectaba a ninguno de nuestros usos tradicionales” por lo que consideró que la ley ha sido “mancillado y torticeramente modificada” por unos representantes políticos nacionales a los que criticó, indiferentemente de su partido, por la “falta de consideración general” hacia los ciudadanos.

“Durante estos cinco años no entiendo que hemos hecho los ciudadanos en el Congreso de los Diputados para que nos traten tan mal”, señaló Vázquez quien consideró una provocación la prohibición de la caza a los vecinos de La Granja y Valsaín “que venían haciendo durante 300 años”. En este sentido se preguntó “¿quién es el Congreso de los Diputados para mancillar nuestros derechos?”, cuando, prosiguió, la Unesco reconoció el proyecto del municipio como Reserva de la Biosfera hace unas semanas.

Vázquez, que se quejó del recorte en derechos laborales y sociales y “atentan ahora contra nuestras tradiciones”, lamentó el “desprecio generalizado” hacia el mundo rural y reprochó a los diputados nacionales por Segovia que no hayan estado “a la altura de los intereses de los ciudadanos a los que tienen que representar”. A unos por la modificación del proyecto de ley y a los otros por votar a favor como “cómplices”, señaló.

El alcalde del Real Sitio de San Ildefonso, calificó la negativa a la continuación de los usos cinegéticos en el Parque Nacional como “una provocación innecesaria” y criticó a los representantes políticos de “ahí arriba” por no estar en contacto con los ciudadanos y permitir una decisión que “atenta contra algo que es la democracia”.

 

Parque Nacional Sierra de Guadarrama

El Secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, ha valorado que con esta declaración culmina una tramitación que se inició hace diez años y que concluye ahora gracias al “esfuerzo de coordinación” del Estado con las comunidades de Madrid y Castilla y León. 

En este sentido, Federico Ramos ha destacado que hoy es un día “histórico”, tras subrayar la importancia de que la conservación de este espacio natural sea declarada de interés general y se haya elevado su régimen de protección al más alto nivel que permite la legislación, ya que cuenta con una sobresaliente riqueza ecológica y cultural.

“Es el momento para declarar un Parque Nacional así en el que, además de proteger, lo que pretendemos es divulgar los valores de este espacio y que los ciudadanos puedan conocer y convertirse también en aliados de su protección”, subrayó Ramos antes de presidir hoy el Consejo Asesor de Medio Ambiente (CAMA).

El Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, reclamado desde hace casi un siglo, será el quinto del país por extensión, y los sistemas naturales que aporta en mayor superficie son matorrales, pastizales de alta montaña, estepas leñosas de altura y cascajares, sistemas naturales singulares de origen glaciar y periglaciar, pinares, sabinares y enebrales, entre otros.

Además, según se informa desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, “junto a la presencia significativa de endemismos de flora y fauna tan emblemáticos como el águila imperial ibérica y la cigüeña negra, ambas en peligro de extinción, el Parque alberga un 40 por ciento de las especies de herpetofauna del país, un 39 por ciento de las aves y un 49 por ciento de los mamíferos. También acoge especies como la nutria, el corzo, la cabra montés, la rana patilarga y el sapo partero”.

Dentro de su ámbito físico, se encuentran los sitios naturales de interés nacional declarados en los años 30, de la Cumbre, Circo y Lagunas de Peñalara, de la Pedriza del Manzanares y el Pinar de la Acebeda.

Del total de la superficie del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, 21.740 hectáreas corresponden a la Comunidad de Madrid y 11.924 hectáreas, a Castilla y León.