Los desempleados tienen una nueva oportunidad para formarse y mejorer sus condiciones laborales. La Escuela Taller y el Taller de Empleo tienen como objetivo capacitar a los jóvenes desempleados y a los mayores de 25 años en el desempeño de oficios de alta demanda laboral a través de la formación y la práctica profesional, facilitando así su acceso al mercado laboral. Además, se pone fin al Taller de Empleo para desempleados mayores de 25 años. En total se han formado 32 personas durante un año, 16 en la especialidad “Trabajos forestales” y otras 16 en “Asistencia sociosanitaria a domicilio”. Los primeros han llevado a cabo la mejora de 20 parcelas rústicas, más de 100 hectáreas, en el término municipal de Segovia (Fuentemilanos, Hontoria, Madrona, Torredondo y Zamarramala) y los segundos han prestado ayuda a domicilio a 56 personas mayores dependientes o discapacitadas de la capital.

Este curso, organizado desde el Ayuntamiento de Segovia, incluye un nuevo programa de Taller de Empleo para 28 trabajadores, dirigido a desempleados mayores de 25 años, y otro de Escuela Taller para 16 jóvenes. Los perfiles profesionales son de “Atención sociosanitaria a domicilio e instituciones sociales” y “Arreglos y confección de vestuario en textil” para el Taller de Empleo; y de “Polimantenedor de edificios” y “Mantenimiento de espacios urbanos” en el caso de la Escuela Taller. Estos programas tienen un presupuesto de 651.257 en el caso de la Escuela Taller (el Ayuntamiento co-financia con 306.573 euros) y de 423.745 euros para el Taller de Empleo (Ayuntamiento 115.650 euros).

Estas iniciativas se suman a los dos programas de cualificación profesional que se iniciaron a finales de septiembre de Fontanería y Jardinería, y a la Escuela Taller existente. En total son 90 las personas desempleadas las que se están formando en la antigua Fábrica de Borra. Asimismo, se intentan buscar nuevas fórmulas que favorezcan la inserción laboral, para ello se destinan ayudas económicas a fondo perdido para el fomento del autoempleo y además los “viveros de oficios”.