La Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha una campaña de control de velocidad entre los días 8 y 14 de abril, un operativo en el que colaborarán las policías locales de la provincia.

La subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, incidió en que “la velocidad inadecuada estuvo presente en el 21 por ciento de los accidentes mortales en la carretera el año pasado”. De este modo, “el exceso de velocidad se convierte en uno de las principales causas de accidentes y percances, de ahí que es imprescindible cumplir con los límites para cada carretera”, añadió. En este sentido, argumentó que “la campaña que se desarrollará la próxima semana tiene como objetivo concienciar a los conductores de que deben circular a la velocidad adecuada”.

También insistió la subdelegada en que “a 120 kilómetros por hora necesitamos una distancia de un campo de fútbol para detener el vehículo”.

Además, remarcó que “viajar a la velocidad legalmente establecida supone un ahorro significativo de combustible, mientras que un aumento del 20 por ciento de velocidad supone un aumento del 44 por ciento, pasar de 8 a 11,5 litros si alcanzamos losa 100 kilómetros por hora, por ejemplo”.

 

Normativa

Conviene recordar que incumplir los límites de velocidad está tipificado como infracción grave o muy grave, con multas de hasta 600 euros.

En cuanto al carné, se contempla la pérdida de entre 2 y 6 puntos, dependiente del exceso de velocidad.

El Código Penal establece que conducir a una velocidad superior a la permitida en 60 kilómetros por hora en una vía urbana u 80 en una interurbana conlleva penas en prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, además de privar del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un tiempo de más de un año y hasta cuatro.