El tesoro del Odyssey vuelve a España. Ayer, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, manifestó su satisfacción por la sentencia del Tribunal de Apelación de Atlanta sobre el Caso Odyssey. El Ministro Wert, explicó que después de la adecuada restauración de las piezas se procederá a distribuir los objetos entre las distintas colecciones de los museos nacionales para su exposición y estudio.

 

El pecio de Nuestra Señora de las Mercedes, hundido por los ingleses frente al Algarve en 1805, consiste en 17 toneladas de plata y oro, principalmente 500.000 monedas de reales y escudos acuñados en Perú a finales del siglo XVIII. Las abundantes acuñaciones en Lima durante dicha época hace que las monedas no tendrán gran valor numismático, y menos las de plata, metal que corroe gravemente dos siglos bajo el mar. Gran parte del valor comercial del tesoro esta basado simplemente en el peso del metal. Lo que el barco llevaba era un cargamento de dinero, muchísimas monedas casi todas del mismo tipo. No llevaba una colección numismática. La variedad de piezas representadas será mínima. Pero esto no resta de su valor expositivo.

 

 

La Asociación Amigos de la Casa de la Moneda de Segovia, sugiere que el Ayuntamiento, propietario del Real Ingenio, podría solicitar alguna parte del tesoro del Odyssey, para que constituye una de las atracciones llamativas permanentes y de renombre de la restaurada Ceca. También hacemos un llamamiento para el apoyo a esta iniciativa por parte de las otras instituciones y agrupaciones segovianas. Con 17 toneladas de monedas, todas básicamente iguales, habrá mucho tesoro que repartir. Las monedas, expuestas en montones –buscando el impacto visual-, con paneles explicando la historia de los viajes transatlánticos, y este tesoro en particular por el litigio sobre derechos marítimos, sería muy novedoso y llamativo. Una exposición sobre el Odyssey cabría perfectamente en el Real Ingenio de Segovia y sería un buen reclamo publicitario.