Una treintena de coches circulan a estas horas pacíficamente por las inmediaciones de la estación de Guiomar como símbolo de su disconformidad de la apertura del próximo parking, de pago. Tras las advertencias de la Policía, quienes relevaron que podrían soportar multas de hasta 30.000 euros si se manifestaban (debido a que la protesta no había sido autorizada por la Subdelegación del Gobierno), los usuarios optaron por circular pacíficamente para mostrar su rechazo a la medida.

Decenas de curiosos y todos los medios de comunicación siguen atentos los movimientos de los usuarios.