El número de pernoctaciones registradas en los establecimientos hoteleros de la provincia segoviana cayó en noviembre un 4,5 por ciento repecto al mismo mes del año anterior, según los datos de la Encuesta de Coyuntura Turística Hotelera (EOH), del Instituto Nacional de Rsyadística.

En Castilla y León, sin embargo, la bajada fue meno: 516.875 pernoctaciones, frente a las 527.436 registradas en el mismo mes del pasado año, una caída inferior a la media nacional (3,6 por ciento, hasta 13,2 millones). Por otra parte, la cifra de viajeros en los hoteles de la región descendió el 2,6 por ciento en noviembre, hasta alcanzar los 291.229, por encima de los 299.157 registrados en 2008. En el conjunto del territorio español, la cifra de viajeros también cayó, en este caso un 2,7 por ciento, hasta los 4,7 millones.

La mayoría de los turistas que se quedaron en Castilla y León procedían de España, desde donde se registraron 258.728 pernoctaciones (un 1,2 por ciento menos que el año anterior). El número de extranjeros también disminuyó y lo hizo en un 12,5 por ciento hasta alcanzar las 32.501 pernoctaciones. En cuanto a la estancia media, en el mes de noviembre se situó en 1,77 días, por encima de los 1,76 del ejercicio previo. La media nacional se mantuvo en el 2,80, lo mismo que el año anterior.

 

Provincias

Por lo que respecta al comportamiento por provincias, el número de viajeros aumentó en Burgos, con un 1,9 por ciento, hasta los 45.027; en Soria, con un 20 por ciento, hasta los 16.616; y en Zamora, con un 3,9 por ciento, hasta alcanzar los 17.049. Por el contrario, en Ávila descendieron un 8,1 por ciento, hasta los 18.878 viajeros; en León, un 1,9 por ciento, hasta los 47.268; en Palencia cayeron un 5,7 por ciento, hasta los 13.912; en Salamanca un 11,1 por ciento hasta los 57.587 viajeros; en Segovia cayeron un 4,9 por ciento hasta los 26.570; y en Valladolid un 0,2 por ciento hasta 48.321.

En cuanto al volumen de pernoctaciones, cayeron en todas las provincias, excepto en Burgos (5,1 por ciento) hasta las 79.410 y León (2,4 por ciento) y 85.955 y en Soria un 5,9 por ciento hasta las 30.756. En cuanto a los descensos se produjeron en Ávila donde se redujeron un 4,7 por ciento, hasta las 32.560; en Palencia un 0,3 por ciento, hasta las 27.027; en Salamanca un 10,1 por ciento, hasta las 111.674; en Segovia un dos por ciento, hasta las 44.160; y en Valladolid y Zamora ambas un 4,8 por ciento y 77.723 y 27.611 pernoctaciones respectivamente.


Establecimientos

Por lo que se refiere a la cifra de establecimientos, el sector experimentó un ligero descenso, al pasar de los 1.426 de hace un año, a los 1.410 de noviembre de este año. El grado de ocupación por plazas se redujo al evolucionar de un 29,69 a un 28,72 por ciento. Por plazas de fin de semana, las cifras se movieron de un 35,82 a un 36,53 por ciento, y de un 34,92 a un 33,64 por ciento en lo que respecta a las habitaciones. Si en noviembre de 2008 el sector daba empleo a 7.804 personas, en la misma fecha de este año el dato fue 7.707.

Por último, los precios hoteleros (IPH) se redujeron un 2,7 por ciento en la región en noviembre respecto al mismo mes de 2008, frente a la caída del 6,5 por ciento en el ámbito nacional. De esta forma, el índice de precios hoteleros se sitúa en la Comunidad en 97,3, mientras que en España es del 93,5. En cuanto al Índice de Ingresos Hoteleros (IIH), en Castilla y León registró una tasa de variación interanual del -1,4 por ciento, frente a la nacional del -5,7 por ciento.