Los vecinos de Segovia siguen, en el año 2012, depositando menos residuos en los contenedores distribuidos por la ciudad. Esa es la tendencia de los últimos años. Mientras que en el 2009 se recogían 24.212 toneladas (427 kilos por habitante/año), en 2010 eran 23.160 toneladas, en 2011 sumaban 22.520 toneladas y en 2012 alcanzaban las 21.206 toneladas (386 kilos por habitante/año), según indican fuentes del Ayuntamiento de Segovia.

De esa cantidad total de residuos recogidos en 2012, un total de 18.324 toneladas corresponden a orgánico-resto, 1.238 a papel-cartón, 934 toneladas son de vidrio, 600 de envases ligeros, 90 de ropa, 9 toneladas de pilas y 12 de aceite doméstico (un servicio puesto en marcha en febrero de 2012).

Los segovianos tienen a su alcance 1.956 contenedores para los residuos orgánico-resto, papel-cartón, vidrio, envases ligeros, ropa, pilas y aceites, repartidos por todos los barrios de la capital, entidad local menor de Revenga y barrios incorporados.

De ellos la gran mayoría están destinados a material orgánico-resto, 1.022. Le siguen los 242 contenedores para papel y cartón, los 238 donde depositar los envases ligeros, los 216 para vidrio y los 171, de color rojo o integrados en los soterrados, para pilas. A estos se incorporaban, en junio de 2008, 45 contenedores para ropa y calzado usados (de color morado) y en 2012 los 22 de color naranja en los que se puede echar el aceite doméstico, en botellas de plástico correctamente cerradas.

Del mantenimiento y reposición de los contenedores de vidrio, papel-cartón, pilas, orgánico-resto y envases ligeros se encarga FCC, la empresa adjudicataria del Servicio municipal de Limpieza Urbana, Recogida y Transporte de Residuos Urbanos. De los contenedores de aceite se ocupa la sociedad Apadefim 2000, mientras que de los de ropa usada se encarga la empresa Ecotextile Solidarity S.L.

Además, la ciudad cuenta con dos Puntos Limpios Fijos (“Peñigoso” en la carretera de Arévalo y “Vallejuelo” en la calle Guadarrama) y un Punto Limpio Móvil (que recorre todos los barrios siguiendo un calendario preestablecido). Estas instalaciones han ido ganando en usuarios en los últimos años.

La situación económica actual y las campañas de información y concienciación, programadas periódicamente por la Concejalía de Medio Ambiente, son las principales causas de la disminución de la producción de residuos, así como de la mejor separación de las fracciones reciclables (La regla de las tres erres, también conocida como las tres erres de la ecología o simplemente 3R, propone Reducir, Reutilizar y, finalmente, Reciclar).

A modo de ejemplo señalar que Segovia, en 2012, ha sido la tercera capital de Castilla y León que más vidrio ha reciclado con 17 kilos/habitante, 9 toneladas más que en 2011. Sólo la han superado Burgos y Palencia con 18 y 19 toneladas/habitante, respectivamente.

Otros datos, en cuanto al papel-cartón, procedente de los contenedores, en Segovia se recogían 22,42 kilos/habitante año, cifra superior a la registrada en Castilla y León (19 kilos/habitante) y a la media nacional con 16,21 kilos/habitante. Y en cuanto a los envases la aportación de los segovianos, 10,86 kilos/habitante, es muy similar a la media nacional, 11 kilos/habitante, y algo superior a la autonómica con 10,40 kilos/habitante.

El Ayuntamiento seguirá trabajando en esa misma línea con el fin de dar a conocer a los ciudadanos los servicios a su alcance y los beneficios que supone tanto para la Ciudad como para el medio ambiente en general la correcta separación de los residuos.