Mientras a la puerta del INEM decenas de segovianos esperan para sumarse a las listas del Paro, en el Ayuntamiento durante más una hora, los concejales han discutido sobre cuánto deben bajarse el sueldo o sobre lo que cobran unos y otros, incluidos asesores y personal de confianza de unas administraciones, cada vez más endeudadas. Durante más de una hora, el portavoz socialista, Juan Cruz Aragoneses, la portavoz popular, Beatriz Escudero, y el alcalde, Pedro Arahuetes, han debatido sobre los gastos actuales del Consistorio y de los entresijos de anteriores conversaciones y peticiones de los grupos.  Parece que en lo único en lo que están todos de acuerdo es en rebajarse los sueldos, lo que no está tan claro es en qué porcentajes quieren hacerlo.

A la portavoz popular no le parece correcto que a unos se les baje el sueldo un 8 por ciento y que a otros se les baje un 10. Que a unos se les baje un 5 por ciento y a otros 9. “Me parece bien el recorte, pero vamos a soportarlo entre todos del mismo modo”, ha propuesto Escudero, que no entiende que las asignaciones de los grupos políticos, las asistencias a comisiones y el sueldo de los funcionarios se bajen un 10 por ciento mientras el alcalde y de Juan Cruz Aragoneses se rebajan el sueldo el 8 por ciento; que a algunos concejales liberados se les rebaja el 6 por ciento, mientras a cargos de confianza y a asesores se les rebaja el 5 por ciento y a algunos gerentes el 9 por ciento. No comprende tampoco Escudero que de los 500.000 euros de recortes en concepto de salarios, dietas, etc, que ha anunciado el Ayuntamiento, 450.000 vayan a ser soportados por 500 empleados públicos, 5 concejales socialistas y 6 populares mientras al alcalde, al teniente de alcalde, a los concejales liberados, a gerentes y asesores  sólo les afecta un recorte de 50.000 euros en total. “Estamos de acuerdo con realizar un recortes”, ha dicho la popular, “ y si todos nos rebajamos el sueldo lo mismo, votamos sí”, pero con este tipo de recortes “nos obligan a votar abstención”. “Sean coherentes”, ha pedido la portavoz popular, “sean coherentes”.

Además, y a cuenta del recorte, Escudero ha recordado que en diciembre de 2008, “ya en plena crisis”, el grupo popular propuso hasta 7 medidas con recortes presupuestales que hubieran permitido al consistorio ahorrar 1.495.000 euros, “y ustedes las rechazaron”. También ha destacado que sólo el diseño de un proyecto para construir un bloque de viviendas de protección oficial en la parcela de Baterías, “que realizó un estudio de arquitectos italianos y que finalmente no se va a construir”, costó 500.000 euros, 500.000 euros por algo que, finalmente, «no va a llevarse a cabo». Además, ha comentado que nada más convertirse en Alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes “se subió el sueldo un 65 por ciento”, respecto al salario del anterior regidor.

A todas estas razones, Juan Cruz Aragoneses ha respondido diciendo: “¡Qué desvergüenza!”, “¡Lo dice la política mejor pagada de Segovia!”, en referencia a los más de 80.000 euros que cobra Escudero por su trabajo. En este sentido, Aragoneses, ha retado a la popular a “poner su sueldo sobre la mesa” y homogeneizar todos los sueldos políticos de la provincia. “Y cobramos todos lo mismo, usted, los concejales y el presidente de la diputación”, ha insistido Aragoneses.

En cualquier caso, y sea como sea, la propuesta ha salido adelante, con ningún voto en contra y la abstención del grupo Popular, por lo que el Ayuntamiento llevará a cabo el recorte en gastos de 500.000 euros.