Renfe registró durante 2010 un incremento del 22,9 por ciento en el número de viajeros que utilizan los trenes Avant entre Valladolid, Segovia y Madrid, que cumplirán el próximo domingo tres años de su puesta en servicio. Estos datos representan los mejores resultados registrados por la compañía ferroviaria en Castilla y Leónj, al totalizar 1.244.000 viajeros el año pasado, 231.500 más que en 2009.

Valladolid, con 314.000 pasajeros en los servicios Avant durante 2010, fue la ciudad donde más creció la demanda, un 46,4 por ciento. Le sigue Madrid, con 603.000 personas y un incremento del 23,4 por ciento. Por último, Segovia alcanzó algo más 326.000 viajeros, lo que supone un aumento del 5,6 por ciento.

Los Avant comenzaron a circular entre Madrid y Segovia el 20 de febrero de 2008. Posteriormente, el 26 de enero de 2009 Renfe amplió el número de servicios y lo extendió hasta Valladolid. En la actualidad circulan siete trenes en cada sentido, de los cuales cuatro finalizan o inician su recorrido en Valladolid (cinco los viernes).

Los Avant representan un servicio ferroviario de altas prestaciones en media distancia que se realiza con trenes de alta velocidad y está concebido para atender la movilidad intermedia en líneas de alta velocidad y para una demanda recurrente. Desde el 22 de junio de 2009, una vez homologados los trenes S-121 para circular en doble composición, Renfe refuerza habitualmente los servicios más demandados. El pasado 19 de diciembre, coincidiendo con el cambio de horarios y servicios, incrementó en 2.000 plazas semanales la capacidad de estos servicios para atender la demanda que se produce en las franjas horarias con mayor afluencia de viajeros.

Además, los pasajeros se benefician de tarifas especiales. La más utilizada en este corredor es el Abono Tarjeta Plus, seguida de la Tarifa de Ida y Vuelta en el día. La puntualidad de este servicio es del 96,6 por ciento, lo que hace que sea muy bien valorado por los clientes (7,50 en una escala del 1 al 10).