La suerte está echada y Óscar López parece que dejará en abril, coincidiendo con el Congreso del PSOE en CYL su cargo como Secretario General en la Comunidad. Así lo desvela El País en su edificón digital, donde también recalca que abandonará su escaño en el Senado de manera inmediata. No contestó a las preguntas de los perioditas, hoy en Segovia emplazando hasta el lunes, cuando aseguró que conocerá el resultado de la quiniela que, durante toda la semana pasada, desde que fue nombrado número 3 del PSOE en el país, como secretario de Organización. Natural de Madrid pero ligado a Segovia por Riaza y Bercimuel, donde su abuelo era el sastre, López viaja ya rodeado de una nube de periodistas, nada que ver a aquel a su anterior etapa, cuando aterrizó en Segovia, en el año 2004. Ya entonces estaba estrechamente ligado a la cúpula nacional del PSOE, era el inicio de una meteórica carrera política que hace una semana llegó a la más alto, tras ser nombrado Secretario de Organización del PSOE.

«Tengo un compromiso con esta tierra y con el partido y quiero mantenerlos». Con esta frase el secretario autonómico del PSOE y número tres del partido, Óscar López, alimentó hoy las especulaciones sobre su futuro político en la Comunidad. Esta frase hace alimentar a quienes apostaron por él la confianza en que encuentre una fórmula para mantenerse como la cara visible del PSOE en la Comunidad. Para hacerlo, y de acuerdo con su propia expresión «todo no es posible» deberá abandonar alguno de sus cuatro cargos actuales: secretario de Organización, líder del PSCyL, portavoz del Grupo Socialista en las Cortes y senador por la Comunidad. Descartado que deje el primero, sus cercanos consideran que podía mantenerse como portavoz en las Cortes y así confirmar su presencia en la política regional. Dicen que así sería posible mantener su compromiso «con esta tierra y con el partido».

El propio Óscar López presentará mañana en Valladolid, a la Ejecutiva autonómica del partido, la “fórmula” para que el proyecto socialista “siga adelante” en Castilla y León.“Es el sitio adecuado» para comunicar la decisión que no quiso desvelar. Igualmente, trasladó parte de la responsabilidad de la decisión al órgano colegiado y no a su capricho personal al definir la política como “una tarea colectiva y no individual”. “Por lo tanto, tan pronto fui elegido secretario de organización del PSOE dije en el propio Congreso que quería compartir la decisión con mucha gente», agregó.

En una comparecencia pública, el líder de los socialistas en la Comunidad evitó hoy desvelar cuál será su planteamiento. No lo hizo ante los medios, ni tampoco ante la Ejecutiva provincial de su partido en Segovia, con quien mantuvo un encuentro. Se limitó a insistir en que, dada la acumulación de cargos, “todo no es posible”. Así repitió las palabras pronunciadas en el Congreso de Sevilla y que ya mantenido para dejar claro que deberá renunciar a alguno de los actuales cargos.

Por último en su breve intervención junto al Acueducto de Segovia, donde había convocado a la prensa para referirse a la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP, y con unas temperaturas que no llegaban a cero grados, tuvo palabras de agradecimiento a los “compañeros de partido que hace más de tres años empezaron un camino y un proyecto político que se ha ido consolidando con el tiempo en Castilla y León”, palabras que también hacen pensar en que podría renunciar a su cargo de secretario regional.