El secretario de Organización del PSOE y secretario general del PSCYL, Óscar López, calificó la reforma laboral aprobada el viernes por el Gobierno como la “demolición de los derechos de los trabajadores”. Así lo dijo en Segovia, donde mantuvo un encuentro con la Ejecutiva del partido y donde dijo que la decisión perjudica a quienes tienen empleo y no ayuda a crear más puestos de trabajo.

En palabras del líder de los socialistas de Castilla y León “esta reforma no creará más empleo, sino que permite el despido libre para los jóvenes y permite bajar el sueldo a los que tienen trabajo, sin negociación alguna”.

En resumen, señaló que las medidas aprobadas por el último Consejo de Ministros y que entraron hoy en vigor “tendrán como efecto más paro y menos empleo». “No facilita la contratación, de modo que no se creará más empleo”, añadió.

El secretario de Organización de los socialistas advirtió de que “muchas familias verán cómo de la noche a la mañana a uno de sus miembros le bajarán el sueldo sin ni siquiera una negociación de por medio». “Es perjudicial para quienes tienen empleo y tampoco beneficia a quienes lo buscan”, insistió.

Acompañado por el secretario provincial del PSOE, Juan Luis Gordo; los alcaldes de Segovia y La Granja, Pedro Arahuetes y José Luis Vázquez, respectivamente; y el también senador Félix Montes, Óscar López también recordó que será mañana en Valladolid cuando anuncie su decisión sobre su futuro al frente del partido en Castilla y León. Aunque insistió en que “todo no es posible”, también recordó que tiene un “compromiso» con su tierra y con el partido y desea mantenerlo.

A preguntas de los medios de comunicación, el también senador socialista les emplazó para la reunión que mañana mantendrá con la Ejecutiva autonómica del partido en su sede de Valladolid, donde presentará la «fórmula” para que “este proyecto siga adelante”. “Es el foro y el sitio adecuados» para comunicar la decisión que no quiso desvelar hoy en Segovia.