La crisis pasa factura a todos los ámbitos de la sociedad, y aunque cierto es que para pasarlo bien no es necesario más que buena compañía, lo que tampoco se le escapa a nadie es que de cara a la celebración de las fiestas grandes de Segovia, los diferentes equipos de gobierno de los ayuntamientos se han visto obligados a dar “tijeretazos” para confeccionar programas festivos completos pero austeros. La reducción en orquestas, fuegos artificiales o la supresión de algunas actividades del programa corresponden las principales medidas de ahorro en nuestra provincia.

En Segovia capital, como señaló la concejala de Cultura, Clara Luquero, el presupuesto de las fiestas se reducirá en unos 100.000 euros, hasta alcanzar los 400.000 euros. El programa se mantiene sin la supresión de ninguna actividad, como aseguró Luquero, aunque sí se recortará en cada una de ellas con el objetivo de ahorrar al máximo “manteniendo la calidad”. Además, explicó que durante las presentes fiestas se ha producido un mayor descenso de los patrocinios privados. En Santa María La Real de Nieva, celebrará sus fiestas entre el 6 y el 11 de septiembre en honor a la Nuestra Señora La Virgen de Soterraña. Según su concejala de Cultura, Pilar Ares, el presupuesto, alrededor de 21.000 euros, ha experimentado este año una reducción del 30% respecto a 2011. Las principales reducciones han venido dadas por la supresión de la banda que participa en las procesiones; en la desaparición de los fuegos artificiales, y en la contratación de dos orquestas menos que el año anterior. Además, Ares señaló que desde en 2011 la fiestas ya tuvieron un 20 por ciento menos de presupuesto “por lo que en dos años hemos conseguido reducirlo un 50 por ciento”.

Por su parte, Sepúlveda reducirá un 10 por ciento las fiestas de este año respecto a las del anterior hasta llegar a los 54.900 euros. Así lo aseguró su alcalde, Francisco Notario, quien señaló que el ahorro de en la Fiesta de los Toros que se celebran el último fin de semana del mes de agosto, vendrá dado por una reducción homogénea en toros, orquestas, publicidad, o pirotecnia. Ya en las fiestas del año pasado, aseguró Notario, el presupuesto se redujo un 35 por ciento respecto a las del 2010. Además, Sepúlveda contará con la colaboración de Comisión de Peñas “que este año financiará el primer día de fiestas”, concluyó el regidor. En La Granja de San Ildefonso el concejal de Cultura, Samuel Alonso, señaló que las fiestas de la localidad celebradas en agosto sufrirán un recorte de en torno al 35 por ciento respecto al año anterior cuando el presupuesto alcanzó los 85.000 euros. A falta de cerrar el presupuesto definitivo Alonso explicó que el montante podría ascender a los 70.000 euros y que el principal cambio se llevará a cabo por la supresión de un día de las fiestas y la sustitución de alguna orquesta por una discoteca móvil. “Se trata de utilizar la imaginación más que recortar”, aseveró Alonso quien explicó el ahorro en las actuaciones a pie de calle a raíz de un convenio firmado por varias asociaciones culturales y de danza y baile con el consistorio a través del cual se intercambia la posibilidad de usar espacios del Ayuntamiento del Real Sitio durante el año a cambio de actuar en las fiestas.

En Cuéllar, el alcalde de la localidad, Jesús García, señaló que los festejos taurinos de la villa supondrán un coste total de 365.000 euros, lo que significa un ahorro de 55.000 euros respecto al año anterior en el que la cantidad ascendió a los 420.000 euros. El consistorio de la localidad segoviana, que desde 2011 lleva la gestión directa de la organización de los encierros y las corridas de toros, señaló que espera no tener unas pérdidas mayores de 120.000 euros, ya que en 2011 éstas alcanzaron los 196.000 euros. El regidor municipal aseveró que se mantendrá la programación de todos los años excepto la supresión de la corrida del domingo festivo que se sustituirá por cortes, reduciendo así la cantidad de 60.000 euros que costaba el evento.

Por su parte, la concejala de Cultura de Cuéllar, Maria del Carmen Gómez señaló que en la programación paralela a los festejos taurinos también sufrirá recortes. En este sentido, señaló que el presupuesto de las orquestas asciende a los 23.000 euros respecto a los 40.000 de 2011, las actividades infantiles pasarán de los 8.000 euros de 2011 a los 4.000 de 2012 porque solo se celebrarán dos espectáculos en vez de cuatro, y se elimina al completo el espectáculo de calle que costó en 2011 un total de 8000 euros. Además, los fuegos artificiales se reducirán en 6000 euros al pasar de los 8000 euros de 2011 a los 2000 euros de 2012 y que la iluminación costará este año 4000 euros frente a los 10.000 del año anterior.

En la localidad de Cantimpalos el presupuesto para las fiestas de verano y Semana Cultural se situará en torno a los 80.000 euros, una partida que incluye la celebración de festejos a lo largo del verano y las fiestas grandes de la localidad que se celebran durante el último fin de semana de agosto y que tendrán un presupuesto en torno a los 60.000 euros. La alcaldesa de Cantimpalos, Inés Escudero, aseguró que desde su entrada y ante la previsión de la situación económica decidió reducir en gastos. En 2011, las fiestas contaron con 3.000 euros más, lo que elevaba el presupuesto hasta los 83.000 euros. Escudero señaló que la principal reducción de gastos viene determinada por la sustitución de alguna orquesta por discotecas móviles hasta llegar a los 21.000 euros, o el ahorro en festejos taurinos para los que Cantimpalos gastará este año alrededor de 45.000 euros, 2.000 euros menos que en 2011.