Las exportaciones de Castilla y León alcanzaron un valor record de 10.500 millones de euros en 2010, lo que supone un incremento del 12,4 por ciento respecto a 2009, frente a una subida en España del 17,4 por ciento, hasta los 185.799 millones. Es la primera vez en la historia que la Comunidad supera los 10.000 millones en ventas al exterior. Asimismo y según los datos facilitados hoy por el Icex, las importaciones de la Comunidad ascendieron a 8.818,3 millones de euros a lo largo del año pasado con un aumento del 12,7 por ciento, cuando en el conjunto nacional se elevaron un 14,2 por ciento, con 238.081,6 millones de euros.

Estos datos suponen que Castilla y León registró un superávit en su balanza comercial de 1.681,7 millones de euros, un 10,8 por ciento más que en 2009, mientras que España prosiguió en déficit, con 52.282,6 millones, un 4,2 por ciento por encima de los números negativos que contabilizó el año anterior. La tasa de cobertura regional se situó en el 119,1 por ciento frente al 78 por ciento de la media del conjunto de las autonomías.

Cabe destacar que la consejera de Hacienda de la Junta, Pilar del Olmo, recalcó ayer que la cifra record de exportaciones de la Comunidad, al superar por primera vez la barrera de los 10.000 millones de euros, permitió una aportación positiva del sector exterior a la recuperación de la senda del crecimiento económico de la Comunidad en 2010 (0,1 por ciento), de 0,9 puntos (0,8 puntos en 2009). Asimismo, recalcó que el comercio exterior recuperó su dinamismo de nuevo, tras las caídas experimentadas tanto por las exportaciones como por las importaciones en 2009 y 2008 por la crisis. En concreto y según los datos que maneja el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, las exportaciones de la Comunidad descendieron un 2,7 por ciento en 2009 y un 1,5 por ciento en 2008, y las importaciones un 12,8 y un 7,1 por ciento, respectivamente.

 

Sectores

El análisis por sectores, constata que en ventas al exterior el mayor volumen lo registró el del automóvil, con un valor de 4.596,8 millones de euros (el 43,8 por ciento del total de las exportaciones de Castilla y León), que representaron un crecimiento del 10,9 por ciento respecto al año anterior. Asimismo, las exportaciones de bienes de equipo alcanzaron los 1.415,6 millones, con un aumento del 9,3 por ciento; las de productos químicos, los 1.410,6 millones, un 5,6 por ciento más que en 2009, y las de semimanufacturas no químicas, los 1.314,2 millones, que representan un crecimiento del 29,9 por ciento. Además, las ventas de alimentos supusieron 1.136 millones de euros, con un crecimiento del 16 por ciento, las manufacturas de consumo, 198,1 millones (con un incremento del 23,4 por ciento), las de materias primass, 133,8 millones (10,2 por ciento más), las de bienes de consumo duradero, 47,3 millones (8,9 por ciento de subida), y las de productos energéticos, 18,7 millones (un 16,7 por ciento de aumento).

Por lo que se refiere a las importaciones, el sector del automóvil también absorbió el mayor volumen, con 2.970,9 millones (el 33,7 por ciento del total de compras de la región), con un aumento del 24,1 por ciento respecto a 2009. Las compras de terceros países de bienes de equipo alcanzaron los 1.751,6 millones, las de semimanufacturas no químicas, los 997,1, y las de alimentos, los 965,1, con crecimientos del 10,2, 10,4 y 16,4 por ciento, respectivamente. Las importaciones de materias primas alcanzaron los 241,1 millones, con un crecimiento del 48,8 por ciento, y las de bienes de consumo duradero, los 135,3 millones, un 59,1 por ciento más. Por el contrario, las importaciones de productos químicos, que supusieron 1.411,9 millones de euros, las de manufacturas de consumo, que ascendieron a 287,7 millones, y las de productos energéticos, con un valor de 20,6 millones, descendieron un 5,4, un 6,8 y un 12,3 por ciento, respectivamente.

 

Países

Los países de la UE fueron los receptores del 83,7 por ciento de las exportaciones de la Comunidad (8.783,9 millones de euros), y el origen del 86,6 por ciento de las importaciones (7.638,8 millones). Las ventas a los socios europeos se elevaron el año pasado un 10,4 por ciento y las compras un 10,1 por ciento. Las exportaciones a los países de la Zona Euro alcanzaron los 7.396,6 millones, con un aumento del 9,3 por ciento, y las importaciones, los 6.104,1 millones, un 5,8 por ciento más.

Francia acaparó el 32,8 por ciento de las exportaciones de la Comunidad (3.447,5 millones), con un crecimiento del 13,8 por ciento, seguida por Portugal (1.094,1 millones), que elevó sus compras a la Comunidad un 17,4 por ciento, y Alemania (953,5 millones), donde descendieron un 4,3 por ciento.  El país galo vendió a la Comunidad 3.307,3 millones en productos, el 37,5 por ciento de las importaciones de la región, los alemanes, por 985,9 millones, y los vecinos portugueses, por 580,8, con subidas respecto al 2009 del 1,9, 10,4 y 8,5 por ciento, respectivamente.

Las ventas de productos a países del resto de Europa ascendieron a 415 millones y las compras a 116,8 millones, con crecimiento del 16,3 y del 37,2 por ciento, respectivamente. Los países asiáticos recibieron exportaciones de la Comunidad por 444 millones de euros y la Comunidad absorbió productos de ese continente por 480,3 millones, con subidas del 39,4 por ciento para las exportaciones y del 44,2 por ciento para las importaciones.

América latina recibió 343,1 millones en exportaciones, América del Norte, 140,2 millones, y el resto del América, 9,5, con subidas del 32,2, 31,4 y 325,1 por ciento, respectivamente. En relación a las importaciones, América latina vendió productos a la región por 154 millones, América del Norte, por 162,7, y el resto de América, por 0,1, con aumentos procedentes de los dos primeros destinos del 16,6 y 17 por ciento, y una merma del último del 86,6 por ciento.

África fue el destino de 274,1 millones en exportaciones y comercializó en la región productos por 261,9, con subidas del 8,5 y 37,23 por ciento, en cada caso. Oceanía recibió exportaciones de la Comunidad por 89,4 millones, con un descenso del 0,9 por ciento, y vendió productos a la región por 3,6 millones, con una subida del 221,4 por ciento.

 

Provincias

Por provincias, Valladolid, Burgos y Palencia acapararon el 78,3 por ciento de las exportaciones (8.228 millones), y el 79,8 por ciento de las importaciones (7.039,9 millones).

En concreto, las exportaciones descendieron sólo en Palencia (2.434,6 millones de euros), un 0,1 por ciento, y aumentaron en Ávila (156,4 millones), un 42,2 por ciento, en Zamora (160,7), un 26,9 por ciento, en Valladolid (3.218,2), un 25 por ciento, en León (879,7), un 20,9 por ciento, en Soria (261,9), un 13,1 por ciento, en Burgos (2.575,2), un 8,9 por ciento, en Segovia (204,7), un 7,3 por ciento, y en Salamanca (608,7), un 5,3 por ciento.

Por lo que se refiere a las compras en terceros países, se redujeron en Segovia
(163,4 millones de euros), un 30,5 por ciento, y en Burgos (1.850,4), un 6,4 por ciento, y se elevaron en Zamora (156,4), un 103,8 por ciento, en Ávila (82,7), un 48,5 por ciento, en Soria (204,8), un 29,2 por ciento, en León (442), un 27,6 por ciento, en Palencia (321,6), un 26,4 por ciento, en Valladolid (4.867), un 20,9 por ciento, y en Salamanca (729,1), un 5,2 por ciento.

La balanza comercial fue deficitaria en 1.649,7 millones en Valladolid y en 120,4 en Salamanca. Por el contrario, Palencia registró un superávit de 2.113 millones de euros, Burgos de 724,8, León de 437,7, Ávila de 73,7, Soria de 57,1, Segovia de 41,3 y Zamora de 4,3.