El sistema de Remisión Electrónica de Datos (RED) será obligatorio para todas las empresas del Régimen General de la Seguridad Social y para aquellas con más de diez trabajadores que pertenezcan a otro régimen, para la tramitación de las cotizaciones de los trabajadores, a partir del 1 de enero. Así lo señaló la subdelegada del Gobierno, María Teresa Rodrigo, en una rueda de prensa, acompañada del director provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social (Inss) y de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), Juan Francisco Rodríguez.

La subdelegada explicó que, en estos momentos, más del 99 por ciento de las empresas segovianas del Régimen General están adheridas al sistema RED, si bien, animó al resto a que se incorporen a este programa antes del 1 de enero.

Recordó que el sistema RED es un servicio de la TGSS dirigido a empresas, agrupaciones de empresas y profesionales colegiados, cuyo objetivo es permitir el intercambio de información y documentos entre las distintas entidades, a través de medios telemáticos. El servicio abarca diferentes ámbitos, como la cotización, la afiliación y la remisión de los partes de alta y baja de incapacidad temporal.

 

Proyecto Creta

Por otra parte, la Tesorería General de la Seguridad Social trabaja en la puesta en marcha del proyecto Creta, con el que las empresas con menos de 15 trabajadores pueden recibir voluntariamente el ‘borrador’ de las cotizaciones de sus empleados.

Sobre este proyecto, la subdelegada hizo hincapié en “su objetivo es facilitar a los empresarios las gestiones para el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social, ya que con este ‘borrador’ pueden comprobar las cantidades o modificarlas, si hubiese errores, sin necesidad de acudir a las oficinas de la TGSS”.

Destacó la importancia de esta medida, “de la que, en un principio pueden beneficiarse casi el 96 por ciento de las empresas que funcionan en la provincia, unas 11.200, con la idea de que el programa se extienda a todas las empresas en un futuro próximo”.

 

Tablón Edictal

Mientras, también en enero se hará efectivo el denominado ‘tablón edictal’ de la TGSS. Para aquellos empresarios y emprendedores a los que la Tesorería no haya podido encontrar para remitirles una notificación, sobre cualquier gestión relacionada con esta Administración, se habilitará un espacio en la oficina virtual de la Seguridad Social.

En este espacio, llamado ‘Mis notificaciones’, y dándose de alta en este servicio de forma voluntaria y gratuita, podrán conocer sus notificaciones, de forma telemática. Se sustituye así la publicación de estas notificaciones en los boletines oficiales.

Sobre estas novedades, la subdelegada del Gobierno resaltó “las ventajas de estas herramientas, con las que el empresario puede realizar las gestiones con la TGSS sin moverse de su sede social o domicilio”.

“Estas actuaciones forman parte del objetivo del Gobierno de España de incorporar la utilización de las nuevas tecnologías en la Administración Pública y aportar más facilidades, comodidad y garantías para el ciudadano”, añade.