Institutos de Educación Secundaria de la provincia están solicitando charlas informativas a la Policía Nacional dirigidas a los alumnos para que dispongan de herramientas suficientes y prevenir problemas en materia de nuevas tecnologías, consumo de alcohol y drogas y violencia de género.

La subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, explica que “estas sesiones informativas forman parte del III Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad Escolar, que coordinan los ministerios de Educación y del Interior”. La última charla se celebró hace unos días en el instituto Mariano Quintanilla, donde el inspector delegado de Participación Ciudadana de la Comisaría de Segovia expuso distintos consejos a los estudiantes.

Sobre las riesgos que conllevan las nuevas tecnologías, el inspector destacó que se ha detectado un aumento de infracciones, aprovechando el anonimato que ofrecen estos medios en muchas ocasiones; y citó, entre otros, daños informáticos; virus; estafas; hacerse con contraseñas; delitos contra la propiedad intelectual, copias de CD, VDS, libros, discos películas; piratería industrial.

En cuanto a los principales riesgos para los jóvenes, subrayó el ‘ciberbullin’, que consiste en la difusión de información difamatoria  a través de las redes sociales y el ‘groming’, una modalidad de acoso ejercido por adultos con el fin de conseguir una presión emocional sobre menores y extorsionar e incluso llegar a la situación de abuso sexual o pedofilia. Se advierte de la perdida de control sobre la información (como datos personales) o fotografías aportadas en la red.

Apología a la violencia, racismo, xenofobia y anorexia, son mensajes que se pueden encontrar nuestros jóvenes al navegar por internet, por lo que es fundamental estar informado de las distintas webs para poder elegir y controlar en lo posible los múltiples riesgos de la red.

Respecto a la drogodependencia, hay que hacer hincapié en el peligro de los excesos que algunos estudiantes hacen los fines de semana con el alcohol, en los efectos del tabaco y los grandes daños físicos y psíquicos del de sustancias como el hachís, pastillas de diseño, cocaína, heroína, etc.

Sobre la violencia de género, la Policía Nacional recuerda que es otra de las modalidades delictivas para cuya lucha es fundamental la concienciación, y tienen un papel prioritario las familias, el colegio y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, para detectar y prevenir posibles situaciones. De este modo, la subdelegada indicó que “la seguridad es cosa de todos: de alumnos, de padres, profesores y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad”, al tiempo que destacó “la gran labor que realizan los centros educativos de Segovia, a través de sus tutores y profesores, que median en conflictos y facilitan la colaboración y prevención”.