El área de Turismo del Ayuntamiento de Segovia presentó el nuevo servicio “Sí, quiero, casarme en Segovia” que promoverá la celebración de bodas civiles en la Real Casa de Moneda y en la Casa de Abraham Seneor además del ya habitual escenario del antiguo salón de plenos del consistorio de la capital. Haciendo especial hincapié en la “exclusividad” de estos históricos lugares, la concejala de Patrimonio Histórico y Turismo, Claudia de Santos, explicó que la iniciativa permite la opción de contratar otro tipo de servicios para la celebración del matrimonio.

A través de la oficina de congresos Convention Bureau, el servicio pone a disposición un equipo de profesionales para la coordinación de todos los detalles tanto para los novios como para los invitados. Para éstos últimos, explicó De Santos, se ofrecerá un pack de bienvenida que incluye información útil sobre la ciudad, que pueden recibir en su hotel o actividades de ocio para los días previos y posteriores a la boda. Entre ellas, visitas guiadas y teatralizadas, rutas de senderismo, vuelos en globo, avioneta o helicóptero, rutas a caballo; además de regalos para los invitados realizados por artesanos de Segovia.

El nuevo servicio ofrecerá la información necesaria relacionada sobre la normativa específica, tasas municipales, el lugar dónde pagarlas o cómo hacerlo. La titular de Patrimonio Histórico y Turismo, recordó que la tasa para casarse en la Real Casa de Moneda será de 591,19 euros, la de la Casa de Abraham Seneor, 329,96 euros y la del Ayuntamiento de Segovia, 190 euros.

Además, para promocionar “Sí, quiero, casarme en Segovia”, Turismo editará 1.000 ejemplares del folleto en hoteles, restaurantes, puntos de información turísticas y dependencias municipales para acercar la información lo máximo posible a los ciudadanos. Además la difusión online consistirá en la creación de un banner con toda la información relativa en la web de Turismo de Segovia, así como en los microsite de la Judería de Segovia, dónde se encuentra la Casa de Abraham Seneor, el microsite de la Oficina Convention Bureau, y en el de la Casa de Moneda.