El PSOE se muestra preocupado ante la ataxia y pide a la Junta técnicas de fisioterapia y rehabilitación para las personas que la sufren. La extraña enfermedad afecta a unas 512 personas, aproximadamente, en Castilla y León. Es una patología que se caracteriza por temblor y falta de coordinación de los movimientos, situación que produce un grave y progresivo deterioro de las condiciones físicas de quienes la sufren y qué, inexorablemente, les conduce a una gran incapacidad.

El Grupo parlamentario Socialista defenderá en la Comisión de Sanidad una Proposición No de Ley instando a la Junta de Castilla y León a poner en marcha un plan para que los enfermos de ataxia tengan acceso a las técnicas de fisioterapia y rehabilitación necesarias para el mantenimiento y mejora de sus capacidades funcionales. La portavoz socialista de Sanidad, Victorina Alonso, que defenderá la iniciativa en la comisión, “Una rehabilitación continuada y bien organizada desde el sistema público puede garantizar que cada paciente pueda alargar muchos meses su vida y hacerla mucho más agradable”.

Asimismo, tras señalar que todos los expertos coinciden que la única posibilidad para estos pacientes es, hoy por hoy, el tratamiento de fisioterapia y rehabilitación, ha denunciado que este tratamiento “actualmente no se les concede en el sistema público de salud.”

Las Asociaciones de Ataxias de Castilla y León, ASATCAL, miembro de la Federación de Ataxias de España, FEDAES,  que agrupa a la mayoría de las personas afectadas por esta enfermedad y a sus familias, ha solicitado una y otra vez esta prestación al sistema de salud público, sin que hasta ahora lo hayan conseguido.

El Grupo Socialista y las Asociaciones confían en que el PP apoye esta iniciativa y se apruebe en las Cortes “pues estos pacientes no tienen otra posibilidad de tratamiento en el momento actual.”