La parroquia de la Resurrección acogió el acto al que asistieron los adolescentes procedentes de los diferentes arciprestazgos de la diócesis de Segovia. Una presentación y una oración sirvieron para mantener presente en todo momento la alegría de la fe en los jóvenes allí congregados, especialmente a la luz de la Pascua de resurrección.

El testimonio de algunos santos jóvenes, como santa Inés, santa Águeda o, más recientes, como santa María Goretti, sirvieron para que los jóvenes realizaran una peregrinación-gymkana desde el barrio de Nueva Segovia hasta el Santuario de la Fuencisla. ?La congregación se clausuró por la tarde, con la asistencia del obispo de Segovia, Ángel Rubio, quien celebró con todos ellos la Eucaristía y aprovechó la homilía para invitar a los adolescentes “a ser misioneros de la alegría en sus pueblos, en sus colegios, entre sus compañeros”.