Son algo más de 1.500 votos pero son decisorios, son los más ansiados de todo el panorama político y el tema de conversación de toda la ciudad. IU es consciente de que tanto el PSOE como el Partido Popular necesitan del apoyo de Luis Peñalosa, concejal electo de Izquierda Unida, para gobernar. Desde el domingo, cuando los segovianos decidieron que IU regresara al Consistorio, la presión mediática y social ha aumentado para saber cómo se resolverá esta situación y cuestionando que estos votos, que representan el 5% del electorado en la capital, decidan el futuro de la ciudad. En este sentido, la formación afirma que no aceptará «coacciones, inerencias ni presiones de ningún tipo, y vengan de otros partidos, de medios de comunicación o de cualquier otro elemento público o privado».

Hoy han hablado a través de un comunicado de prensa donde han dado «las gracias a todos los votantes de la provincia y, en especial a los que han hecho posible nuestra vuelta al Ayuntamiento de la capital». 

En este caso en concreto, y ante la presión mediática, con sus inevitables interpretaciones personales, injerencias, etc., que se vienen produciendo en los últimos días, la Presidencia Colegiada de IUCyL en Segovia desea dejar claro:

• Somos una formación política independiente, democrática y responsable de sus actos y decisiones.

No aceptamos ni admitimos coacciones, injerencias ni presiones de ningún tipo, ya vengan de otros partidos, de medios de comunicación o de cualquier otro elemento público o privado.

Debatiremos y adoptaremos colegiadamente, la decisión que consideremos más conveniente, teniendo como objetivo el mayor beneficio para la ciudad de Segovia y los segovianos, y tomando como referencia los valores sociales, patrimoniales, culturales y medioambientales de nuestra ciudad.

• Teniendo en cuenta los criterios generales mínimos de nuestros órganos superiores y la peculiaridad de Segovia, los órganos colegiados provinciales propondrán la posición a tomar a nuestro concejal electo, Luis Peñalosa Izuzquiza, quien, en todo caso, tendrá la última palabra.