La crisis está golpeando con especial dureza a muchos ayuntamientos de Castilla y León cuyas arcas municipales se encuentran al borde de la quiebra, lo que ha llevado a sus alcaldes a recurrir a la imaginación para recortar al máximo sus gastos e incrementar los ingresos sin perjudicar en exceso a sus vecinos. Algunos han decidido renunciar a su sueldo como liberados y volver a trabajar, alquilar espacios municipales para lograr dinero extra, abandonar asociaciones, reducir la iluminación y los horarios de centros públicos, recurrir a la ayuda de los vecinos o incluso jugar a la Lotería.

 

Segovia

En Segovia, el Ayuntamiento de Turégano ha decidido suprimir uno de los tres días semanales de iluminación del principal monumento de la villa, el castillo, con un ahorro estimado en la factura de unos 500 euros mensuales. Además, el alcalde, Juan Montes (PP), anunció que realizarán una auditoría energética con el fin de conocer cuánto podrían ahorrar con el cambio del sistema lumínico actual por otro más económico.

Por otro lado, el alcalde de Torrecaballeros, Serafín Sanz, renunció al sueldo que percibía en la anterior legislatura por estar liberado y tras las elecciones municipales de mayo regresó a su empleo anterior en una empresa privada.

 

Ávila

El Ayuntamiento de Arenas de San Pedro alquila por días el Palacio de la Mosquera o del Infante don Luis de Borbón, una residencia del siglo XVIII en la que vivió el hermano pequeño de Carlos III, para contribuir a la “dinamización económica” del municipio y generar fondos para su rehabilitación. Recientemente tuvo allí lugar el rodaje de ‘Disección de una tormenta’, un cortometraje dirigido por Julio Soto y protagonizado por Cristina Piaget.

Por su parte, con el doble objetivo de aumentar los recursos de las arcas municipales y de atender las peticiones de algunas parejas, el Ayuntamiento de Ávila ha aprobado una nueva ordenanza que permite realizar bodas civiles en rincones emblemáticos de la ciudad. Junto al salón de plenos de la Casa Consistorial, los novios podrán casarse en el tramo accesible de la Muralla, el Auditorio Municipal de San Francisco, el Episcopio, los jardines de La Viña, la explanada del monumento de Los Cuatro Postes y la plaza de Adolfo Suárez. En función de si están empadronados o no en la ciudad y del lugar que elijan, los precios oscilan entre 25 y 500 euros.

Además, el Consistorio ha decidido abandonar algunas asociaciones de promoción turística y cultural, como la Red de Ciudades Catedralicias, a la que pertenecía desde su constitución en 2006 y por la que abonaba 3.000 euros al año. También se analiza si seguir en otros grupos, como la Red de Juderías o el Camino de la Lengua.

 

Burgos

En Burgos, el Centro Rural Agrupado (CRA) La Demanda de Huerta de Rey vuelve a lucir con esplendor después de que una veintena de padres de los alumnos se prestaran voluntarios para pintar las instalaciones, una demanda que el equipo directivo llevaba varios años solicitando pero la falta de recursos económicos municipales lo impedía.

Una de las madres implicadas, Ana Bustamante, explicó a la agencia Ical que esta iniciativa surgió de la inspectora de Educación, que lo propuso a la dirección del CRA y ésta lo trasladó a los padres. Finalmente, el Ayuntamiento costeó la pintura y el material necesario, mientras que la mano de obra corrió a cargo de los padres. El profesorado también colaboró empapelando las paredes durante la semana anterior.

Por su parte, la localidad de Villayerno Morquillas se ha visto obligada a suspender el servicio de autobús que les comunicaba con la capital burgalesa, situada a ocho kilómetros. La decisión fue “muy difícil”, según reconoció su alcalde, José Morquillas, quien relató que les suponía desembolsar 600 euros todos los meses a pesar de que la Consejería de Fomento financia el 70 por ciento del servicio.

El regidor señaló que “llevábamos más de un año pasándolo mal y tuvimos que tomar una decisión”. Y es que, según apuntó, tan sólo dos viajeros utilizaban esta línea y, desde que se puso en marcha, calcula que tan sólo cuatro personas la habrán usado como máximo a lo largo de una misma jornada.

 

León

Ana Luisa Durán, alcaldesa de Villablino, un Ayuntamiento afectado por una complicada situación económica desde hace años, ha decidido volver a su puesto como profesora y renunciar así a la dedicación exclusiva que tenía, consistente en un salario de 2.200 euros brutos, además de dos pagas extras por esa misma cuantía.

En la capital leonesa, a pocos días de la llegada de las fiestas navideñas el Consistorio ha difundido un bando municipal en el que hace un llamamiento a los ciudadanos y comerciantes para que colaboren en la iluminación después de que se haya recortado un 92 por ciento el presupuesto para la decoración respecto al año pasado, cuando se invirtieron alrededor de 150.000 euros, que se adeudan todavía a día de hoy.

Y en la comarca leonesa de El Bierzo, es el Ayuntamiento de Cacabelos el que vive una situación más desesperada. Este municipio de cerca de 6.000 habitantes tiene que hacer frente a una deuda que ronda los 13 millones, según los informes realizados por el equipo de gobierno de Adolfo Canedo (PP), quien llegó a la Alcaldía en mayo. Una situación que llevó a Canedo a poner 50 euros de su bolsillo para comprar varios boletos del Euromillón, la Bonoloto y la Primitiva a nombre del Consistorio para intentar salvarlo de la bancarrota. Además, como hombre religioso que es, también encomendó las cuentas municipales a la patrona, la Virgen de las Angustias.

La suerte no jugó a su favor y, tras varias órdenes de embargo y cancelaciones de subvenciones, el alcalde ha puesto en marcha un plan de saneamiento con el que prevé ahorrar 1,5 millones al año y espera que Hacienda les autorice a refinanciar la deuda. Entre otras medidas, contempla recortar la plantilla municipal en 17 trabajadores, reducir la factura del teléfono 1.000 euros al mes y suprimir una de cada dos farolas.

 

Palencia

La localidad más grande de la provincia palentina, Guardo, es otro ejemplo de reducción de servicios por problemas presupuestarios. El alcalde, Juan Jesús Blanco (PP), recuerda que al tomar posesión heredó 4,5 millones de deuda en gasto corriente sobre un presupuesto de cinco. En la pasada legislatura se bajó el déficit en dos millones pero el lastre prosigue. Por ello, la ludoteca ha reducido horarios de apertura y personal y a final de año pasará lo mismo al concluir un contrato en el centro juvenil, donde el concejal de Juventud lo atenderá algunas horas y se cobrará por actividades.

La piscina cubierta y el centro spa, con más de cuatro millones de inversión de fondos Miner, sigue cerrada tras concluir la obra al faltar presupuesto para la acometida eléctrica, con un coste de unos 80.000 euros, y el equipamiento. El regidor dice que “otros proyectos son menos perentorios y pueden esperar”, como la rehabilitación del edificio de La Casona para convertirlo en un Centro de Artes, paralizada aunque fue licitada hace un año por la Junta e incluida en el programa Arquimilenios III.

 

Salamanca

La situación económica ha determinado el progresivo abandono de la Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT) Duero-Douro por parte de 25 pueblos de la provincia de Salamanca en los dos últimos años. La cuota que debían abonar, cifrada en 1.000 euros mensuales, se hacía insostenible para los más pequeños. Uno de los últimos en dejarla fue Trabanca, muy significativo pues en él se encuentra la sede de la AECT.

La crisis también está afectando a las obras pendientes de realizar en las iglesias de algunos municipios salmantinos. Es el caso de los templos bejaranos de El Salvador y San Juan, cuyos arreglos están siendo realidad gracias a la colaboración de los parroquianos junto con fondos propios. Mientras, en Sequeros los vecinos han formado una comisión que, en vez de solicitar ayuda económica, sólo pedirá asesoramiento técnico a la Junta para tratar de salvar la Ermita del Humilladero. Pretenden que un arquitecto les marque las pautas a seguir para su rehabilitación y luego los vecinos y el Ayuntamiento buscarán los recursos para poder efectuarla.

En Vitigudino, el equipo de Gobierno había decidido subir a los ediles las asignaciones que se mantienen invariables desde hace dos décadas, pero la reacción social contraria a esta medida le obligó a dar marcha atrás a la espera de tiempos mejores.

 

 

Soria

Gerardo Martínez, alcalde de Ólvega, una de las localidades más endeudadas de la provincia de Soria, señaló que actualmente solo se autoriza el gasto para lo “imprescindible y necesario” con el fin de amortizar los tres millones de euros que adeuda el Consistorio. Además, se va a instalar, con la colaboración de una empresa privada, una mini central térmica (district heating) que mediante biomasa abastezca todos los edificios públicos y se está diseñando un plan para la optimización de los recursos energéticos. Con ambas medidas, prevé ahorrar más de 40.000 euros al mes.

 

Valladolid

En Laguna de Duero, la localidad más grande de Valladolid, el equipo de Gobierno ha puesto en marcha un paquete de medidas para reducir el gasto municipal lo máximo posible, entre las que se incluyen suprimir la subvención anual de 18.000 euros para cooperación internacional, cancelar el convenio con la protectora de animales Scooby para la gestión de la perrera municipal y dejar este servicio en manos de la Diputación, posponer hasta enero de 2012 el traslado de personal y servicios a las nuevas instalaciones municipales, y apagar secciones alternas de luz en las calles menos transitadas, además de pedir un crédito al ICO por valor de casi 800.000 euros para abonar 899 facturas pendientes a 188 proveedores del Consistorio.

 

Zamora

Después de haberle cortado la luz hace algo más un mes por el impago de 37.500 euros, Unión Fenosa reestablecerá en los próximos días el fluido eléctrico en el Ayuntamiento y las escuelas de Trefacio (Zamora). El alcalde de este municipio sanabrés, el socialista Jesús Ramos, recorrió a pie los 120 kilómetros que lo separan de la capital zamorana para reclamar ayuda e incluso aseguró que acamparía frente a la Diputación y haría una huelga de hambre aunque, al final, no fue necesario. En una reunión mantenida hace unos días con la empresa eléctrica, llegó al acuerdo de establecer una cuota de mil euros mensuales más el consumo para saldar la deuda.

Por otra parte, la crisis obliga a tomar decisiones drásticas como la adoptada por la Mancomunidad Tierras de Aliste, que optó por deshacerse de una máquina desbrozadota que compró por cerca de 80.000 euros y que venderá al mejor postor por un precio de salida de 32.000 euros, externalizando el servicio porque les sale más barato.