MARINA MORO

 

Donde hay una necesidad, hay un derecho. No hagas a los demás lo que no quieres que te hagan. El poder corrompe a las personas. Es simple lógica humana que llamamos ética.

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó y proclamó la Declaración Universal de Derechos Humanos, en la cual se redactaron las libertades privilegios y obligaciones de todo ciudadano de este planeta llamado tierra. 

Fue Estados Unidos el país que usó por primera vez el termino «Naciones Unidas». Fue uno de los países que propusieron la Carta de las Naciones Unidas y fue en este país donde se firmó dicha declaración de derechos Universales.

hace aproximadamente 6 meses, las fuerzas especiales de élite estadounidenses Navy Seals acabó con la vida del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden. Y yo pongo las noticias ese día y me encuentro grabaciones de las principales calles estadounidenses celebrando la muerte del líder de Al Qaeda, Me encuentro al presidente de España felicitando al ejercito estadounidense… y la misma felicitación de varios jefes de estado, y el alivio evidente de la población mundial…

Cinco años ha tardado este colosal ejercito estadounidense en encontrar a un hombre, un hombrecillo que vivía en una mansión en Pakistán, en contacto frecuente con ciudadanos vecinos.

Obama dijo ante cámaras de televisión que el mundo era ahora mas seguro y mejor a causa de la muerte de Bin Laden. Claro, si matas al líder de una organización, la organización entera morirá con el, fin del problema. «todos estamos de acuerdo en que este fue un gran día para estados unidos» dijo también Barack. Yo también formo parte del concepto «todos», y no señor Presidente, no estoy de acuerdo

El derecho a la vida es el que tiene cualquier ser humano por el simple hecho de existir y estar vivo; se considera un derecho fundamental de la persona, y como tal, es un derecho INALIENABLE, que no se puede usurpar.

Hay tantas muertes, de civiles, de gente inocente, de soldados de la oposición, de soldados del mismo bando, de dictadores, presidentes, personajes públicos, niños… Estos días, el mundo celebraba la muerte esta persona. Celebrábamos la muerte de un ser humano.

Yo jamás celebraré la muerte de una persona, porque va contra mis  principios morales, pero el resto del mundo lo ha hecho, lo hace y lo seguirá haciendo. ¿Porque ya nadie recuerda esos derechos humanos que se redactaron aquel día de 1948? ¿Porque ya ha nadie le importa el valor de las personas? Porque son personas, por muy dictadoras, terroristas, corruptas y malvadas que sean y por muchos humanos que hayan matado, siguen siendo personas.

Cualquier conducta injusta o represiva de cualquier país pudiente del primer mundo va a ser  enmascarada, encubierta u omitida para el público. No queremos manchar el prestigio de los países ricos, y mucho menos el prestigio de ese «gran» país de las oportunidades que es  Estados Unidos.

No me creo las mentiras de este país, no me creo las noticias que nos hacen creer y no confío en nada ni en nadie porque el mundo me ha empujado a no hacerlo, violando derechos de información, de respeto, tolerancia y de mil cosas más, todos los días. El dinero mueve este siglo XXI y la guerra mueve mucho, mucho dinero. Estados Unidos mueve esta y muchas otras guerras, pero se olvida de una cosa, de una frase, un derecho que redactó hace 63 años, es un párrafo de nada, pero fueron ellos los que lo dijeron y ellos fueron quienes lo consideraron un derecho inalienable de todas las personas de esta tierra independientemente de su raza, sexo, cultura y posicion social, EL DERECHO A LA VIDA.