iCmedia Castilla y León, que formará parte de iCmedia España (Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de los Medios), ha iniciado su andadura en el territorio regional con el objetivo de trabajar con los principales agentes del sector para “concretar decisiones y acciones que mejoren la calidad de los contenidos y contribuyan a crear una sociedad más justa, más libre y más solidaria, atendiendo a la nueva realidad multipantalla”, según explicó su presidente autonómico, José Luis Ibáñez.

La fuerza de esta Federación nacional reside en la suma de todas las asociaciones de consumidores y usuarios de medios del país. De momento son 17 y hay varias en proceso de construcción. Su misión es mejorar los contenidos de los medios y representar los intereses de los usuarios y consumidores en todo el territorio nacional.

El edificio de Caja Duero en la Plaza Zorrilla de Valladolid fue el lugar escogido para desarrollo del acto simbólico de presentación de iCmedia a la sociedad, que corrió a cargo, además de Ibáñez, del director general de RTVCyL, Óscar Campillo, el director de Comunicación de la Junta, Ángel Losada, y el director regional de La Razón, Jesús Fonseca, quien moderó el mismo.

En total, Ibáñez informó de que la Federación en el ámbito estatal ya aglutina a cerca de 100.000 socios, que “luchan por unos medios de calidad”. Precisamente este concepto, el de calidad, fue el que centró las intervenciones de todos los presentes, dado que es el principal fin que busca iCmedia, y del que los representantes de los medios de comunicación se mostraron satisfechos de su nacimiento. “RTVCyL celebra la creación de iCmedia porque trabajaremos juntos por la calidad de la televisión y seguro que pasaremos el exámen”, dijo.

Campillo expuso unas líneas generales sobre la calidad en los medios televisivos. Ello, dijo, no es sólo música clásica o los documentales de La 2, sino el “buen gusto” frente al sensacionalismo y los programas de la denominada ‘telebasura’. Además, definió la calidad en los medios como “veracidad y rigor, contraste, transparencia y lealtad con el público y cuidar el lenguaje”. “Los medios tienen que ser un negocio, pero no a costa de sacrificar el contrato suscrito con el público”, espetó. A su juicio, es necesario “apostar” por profesionales en lugar de “chiringuitos”, así como por la credibilidad y fiabilidad.

El director general de RTVCyL esgrimió otras cuestiones en relación a la calidad de los medios de comunicación. Así, señaló al respecto que está sometida a las “turbulencias” del mercado y de la rentabilidad y beneficios, “que a menudo se tratan de conseguir a costa de perder calidad”. También lo achacó a la crisis, motivo por el que las empresas del sector han disminuido sus inversiones y ello ha afectado a la propia calidad.

 

¿Ciudadano culpable?

Por otro lado, disertó sobre el paradigma de que el culpable de la pérdida de calidad sea del ciudadano y público de los medios. “Lo que emiten las cadenas televisivas, ¿es lo que demanda el público, y por lo tanto es el responsable, o es que el público lo traga todo en televisión?”, se cuestionó. Al respecto, declaró rotundamente que no, a pesar de que “el morbo y la vida y milagro de los famosos es lo que se ve”.

A su juicio, las grandes audiencias no están relacionadas con la ‘telebasura’, sino con retransmisiones deportivas, como la Selección Española de Fútbol, Rafa Nadal o Pau Gasol, el “buen” cine, o algunas series, como la mítica ‘Farmacia de guardia’.

 

Inteligencia mediática

Por su parte, Ángel Losada dividió en tres los aspectos relacionadas con la falta de calidad en los medios y se refirió a la inteligencia, lo público y las personas, familias y jóvenes. “Cuando están en juego estos tres aspectos, el tema hay que tomarlo en serio”, apostilló.

Así, habló de que “muchas de las investigaciones realizadas en programas de televisión tienen efectos negativos”, principalmente relacionados con componentes educativos y hábitos de los jóvenes. Por ello, señaló, hay que luchar por su “deslegitimación” de muchas cosas.

Todo ello, explicó, genera “desconfianza y equivocación mediática” respecto al papel de los medios de comunicación. Así, abogó por la inteligencia mediática del gran público para saber elegir los contenidos. A pesar de ello, también resaltó que tiene efectos “positivos que deben ser trabajados”.

Por último, el presidente regional de iCmedia, José Luis Ibáñez, tras explicar brevemente el proyecto, indicó que la calidad en los medios “no puede estar reñida con la competitividad, sino unidas de la mano. Además, añadió que esta nueva iniciativa está enfocada a las familias y los jóvenes, sobretodo menores de edad, con el objetivo de buscar, reiteró, “una mejor calidad de los medios de comunicación que contienen mucha información dirigida a ellos.”