Más que cualquier tendencia actual, para ella la moda es la expresión de un sentimiento. Una manera de vivir que consiste en adecuar el universo simbólico de un diseñador y su colección a nuestro propio estilo de vida y a nuestra propia personalidad. Detrás de estas palabras se encuentra Laura Rizo González, la nueva colaboradora de Segoviaudaz.es que nos traerá las últimas novedades de este sector a través de Book Trendy Girl, su propio blog de tendencias y moda.

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Valladolid en el Campus de Segovia y Máster en Dirección de Comunicación y Relaciones Públicas por la Universidad de Barcelona y OBS, Laura forma parte de un grupo editorial y nuevas tecnologías de Madrid donde trabaja como social media manager y responsable de comunicación digital. Fiel defensora de la moda española, nos desvela su pasión por descubrir nuevos diseñadores, y por supuesto de poder transmitir esta misma pasión por la industria textil.

De Book Trendy Girl, al que ahora podremos asomarnos a través de Segoviaudaz.es, su autora y editora señala el amplio abanico de contenido; desde estrategias de marcas low cost hasta las últimas campañas de haute couture, e incluso entrevistas a los diseñadores y crónicas de los eventos y fiestas a los que acude, siempre con un punto de vista personal de alguien a quien le apasiona este mundo. Un punto de vista más audaz, como no podía ser de otra manera.

Book Trendy Girl, premio Miss Mausse, de la Revista Telva por la labor de seguimiento e información de Cibeles Madrid Fashion Week de la edición de Febrero de 2010, aterriza desde este preciso momento en Segovia para traeros a través desde vuestro portal de noticias, Segoviaudaz.es, toda la moda del panorama español e internacional que estáis esperando. Bienvenida Laura.

 

Moda & It Girls: El binomio de la nueva comunicación:

Siempre ha sido algo que el ser humano ha tenido muy presente. La moda puede ser concebida desde dos puntos de vista. Por un lado y en sentido antropológico, responde a la imperiosa necesidad de cubrir partes de cuerpo y protegernos de agentes externos. Por otra parte, si destacamos el lado más sociológico, la moda es un signo de relevancia y exquisitez social.

Sea como sea, vivimos en un mundo en el que la presencia física es un factor importante. Las telas que recorren nuestro cuerpo se convierten en un símbolo, en iconos en algunos casos, en must have temporada tras temporada.

En este primer artículo para Audacia Comunicación, que espero que sea el primero de muchos, he decidido reflexionar acerca de la moda actual, de nuestros hitos referenciales. La referencias sociales de los iconos, como las modelos o las fashion bloggers, todas it-girls, of course, se han convertido en todo un símbolo de la generación Z.

¿Qué tiene este universo de la industria textil que posee tantos y tantos adeptos? El lujo y la exquisitez son factores que todo (repito) todo el mundo quiere experimentar. Saber qué se siente llevando un traje de cincuenta mil euros, calzar unos Louboutin y llevar a todas partes el bolso Kelly de Birkin. Y es así. Quizás por eso, y por la democratización de la información gracias a internet, muchos has sido los que se han lanzado a la aventura de ser personal-shopper, fashion-blogger, periodistas freelance especializados y un largo etcétera. Aspecto que también han aprovechado las empresas y marcas para realizar publicity de la manera más descarada.

El salto tecnológico, enlazado al sector de la moda, ha dado como consecuencia un cambio en los iconos de la sociedad. Si bien es cierto, hace unos años el icono de elegancia y estilo hacía referencia a las actrices (casi todas hollywoodienses), hoy en día las marcas apuestan por las chicas egobloggeras más cool del momento. ¿Por qué? La respuesta en simple, los clientes compran aquello que estos iconos suben en sus bitácoras personales. Los consumidores quieren esa prenda, que asocian con el estilo innato y la elegancia de la blogger que la lleva puesta. Así de simple. Así de barato para la marca. Envío de la prenda, la blogger cuelga fotos, los consumidores compran.

Y así, en pocas líneas, queda clarificada las nuevas estrategias de las marcas de moda en este ya tradicional canal denominado Internet. Los nuevos iconos de referencia ya no son celebrities que utilizan su propia imagen para crear el universo de la marca, sino que son personas anónimas con suficiente estilo como para que una marca de moda confíe en su potencial.

 

 

Foto: © Looklet