El Ministerio de Fomento ha decidido rescindir siete de los 80 contratos de obra nueva adjudicada en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, lo que supone el nueve por ciento de los previstos en la región, según anunció el ministro del ramo, José Blanco, durante su intervención en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados. Estos contratos contemplaban inversiones en las provincias de Burgos y Palencia por 351,3 millones de euros en su conjunto, 187,8 en varias carreteras y 163,5 para el AVE a Cantabria, que ahora se contratará con financiación público privada.

En concreto estos recortes, que afectan a todas las comunidades autónomas menos a Navarra, Baleares, La Rioja y País Vasco, se refieren a las obras del AVE de Palencia a Santander, el ministro explicó que se licitarán bajo cooperación público privada. En concreto, se trata de los tramos Palencia-Amusco; Amusco-Marcilla de Campos y Marcilla de Campos-Villaprovedo, con una inversión global prevista de 163,5 millones de euros y que fueron adjudicados este año.

En concreto, el Ministerio adjudicó el 30 de marzo de 2010, las obras de plataforma del primer tramo de la Línea de Alta Velocidad a Cantabria en el trayecto Palencia-Amusco, a la empresa constructora San José por un importe de 50,94 millones de euros, IVA no incluido. Asimismo, Fomento adjudicó el 16 de abril los subtramos Amusco-Marcilla de Campos y Marcilla de Campos-Villaprovedo por 112.73 millones de euros. El subtramo Amusco-Marcilla de Campos se otorgó a Obrascon Huarte Lain, por 57 millones de euros, mientras que la plataforma entre Marcilla de Campos y Villaprovedo, se adjudicó a Aldesa Construcciones, por 55,66 millones.

Por lo que respecta a la autovía A-11, en la variante de Aranda de Duero; a la circunvalación de Burgos, en el tramo de Villalbilla de Burgos-Quintanadueñas, y a la A-73 en los tramos de Pedrosa de Valdelucio-Bascones de Valdivia y Bascones de Valdivia-Aguilar de Campoo. En conjunto, estas actuaciones hubieran supuesto una inversión de 187,8 millones de euros. Se da la circunstancia de que la variante de Aranda y la circunvalación de Burgos, ya tendrían que haber estado concluidas, ya que se adjudicaron en abril y mayo de 2008, con un plazo de ejecución de 24 meses.

En concreto, la variante de Aranda de Duero se adjudicó a Acciona Infraestructuras por un importe de 54,16 millones de euros; y la circunvalación de Burgos, a la UTE formada por Aldesa Construcciones y Azvi, por 68,67 millones. Asimismo, Fomento adjudicó en mayo de 2009 el tramo Pedrosa de Valdelucio-Bascones de Valdivia de la A-73 a la UTE Ferrovial-Agroman y Arranz Acinas, por 33,45 millones de euros, y el de Bascones de Valdivia hasta Aguilar de Campoo, a la UTE Teconsa-Obras Subterráneas, por 32,14 millones.

El ministro de Fomento anunció que el 20 por ciento de los contratos de obra pública de más de un millón de euros dependientes de su departamento serán paralizados o revisados, con lo que sufrirán retrasos de entre uno y cuatro años. Con presupuesto superior a un millón de euros, el Ministerio de Fomento y las empresas de su grupo tienen ahora en marcha 1.166 contratos de obra nueva en fase de ejecución en toda España.