La Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP) de Castilla y León mostró su apoyo a la permanencia y defensa de las diputaciones provinciales, después de que el ministro de Fomento, José Blanco, haya planteado la posibilidad de “extinción” de estas administraciones, según dijo el presidente de la FRMP, Miguel Ángel García Nieto, quien encabezó la Comisión Ejecutiva de la Federación que se ha celebrado en la localidad segoviana de Palazuelos de Eresma.

El colectivo de municipios de Castilla y León demandó al Gobierno central “que, en cumplimiento de la Constitución Española, garantice que toda persona tiene derecho a residir en cualquier municipio, por pequeño que sea, del territorio de Castilla y León”, y que por ello “defienda la permanencia, protección y potenciación de las diputaciones provinciales como estructura territorial básica del Estado, que garantizan la prestación de servicios públicos iguales y de calidad a los vecinos en el mundo rural”.

El acuerdo fue adoptado en la Comisión Ejecutiva de la FRMP, a la que asistieron alrededor de 30 alcaldes de toda la Comunidad. Durante el encuentro también se abordó el compromiso reciente del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, de poner en marcha una serie de planes extraordinarios con una cantidad de 90 millones de euros para este año y 2011. Esta cantidad está destinada a los municipios menores de 20.000 habitantes y a las diputaciones. La Federación Regional de Municipios propone, con respecto a esa iniciativa, establecer una horquilla de un 10-15 por ciento que se destine exclusivamente a las diputaciones, y el resto para los municipios menores de 20.000 habitantes.

García Nieto señaló que también se pedirá que ningún ente local de los menores de 20.000 habitantes se quede sin la ayuda, y que se destine un porcentaje del 40 ó 60 por ciento máximo al gasto corriente, y “que los municipios menores de 250 habitantes dispongan de su ayuda íntegra para gastarla de forma indiscriminada”.