La Federación Empresarial Segoviana (FES) calificó de “inoportuna y lesiva para la economía española”, la convocatoria de huelga para el 29 de marzo. FES manifestó su preocupación por el impacto que ésta pueda tener para la actividad de empleo, la imagen de España en el exterior y la confianza de los inversores. En su opinión “rompe el clima de diálogo y negociación en el contexto de la tramitación parlamentaria al que está sometida la reforma laboral”. En este sentido los empresarios añadieron que la reforma laboral “es necesaria para modernizar el marco de relaciones laborales en España y homologarlo con el que existe en los principales países del entorno europeo”.

Además, tanto FES como el conjunto de agrupaciones y asociaciones integradas en la misma, criticó que la huelga tiene “tintes políticos” porque se dirige contra las decisiones tomadas por el Gobierno central en el ejercicio de sus funciones. Para los empresarios segovianos, una huelga general “es altamente inoportuna y reduce las posibilidades de salir de la crisis”.

Por otro lado, la Federación Empresarial Segoviana recordó que la huelga consiste, única y exclusivamente, en la cesación en el trabajo, por lo que “cualquier cosa distinta de esta falta de actividad, como ocupación de los centros de trabajo o bloqueo de accesos, no debe ser consentida y puede constituir falta laboral”.

Además FES solicitó que, si se produjera algún tipo de incidente o presión por parte de los “piquetes informativos”, los afectados deben ponerlo en conocimiento de la Comisaría de Policía o Guardia Civil. “La Federación pone a disposición de sus socios su Departamento Jurídico para cualquier consulta antes, durante y después de esa jornada, y a su vez cuenta con el apoyo de los servicios técnicos de CEOE y de CEPYME”, añadió.

Asímismo recordó que cuando exista peligro para las instalaciones o el volumen de inasistencia al trabajo fuere de tal envergadura que impidiere el normal desenvolvimiento de la empresa, el empresario podrá hacer uso de su derecho de «cierre patronal», previa comunicación a la Oficina Territorial de Trabajo de la Junta de Castilla y León. “Con el fin de evitar el bloqueo de puertas y accesos, algo que viene ocurriendo aunque de forma más bien anecdótica en las últimas convocatorias, se aconseja la utilización de aceite o vaselina en las cerraduras”, apostilló.

PFES recordó que las empresas deberán estar abiertas al iniciarse y durante la jornada del día 29, para hacer posible la entrada de los trabajadores que deseen hacer uso de su derecho constitucional de trabajar, “que debe ser recordado al personal de la plantilla mediante el aviso correspondiente”.

Para finalizar, la agrupación de empresarios señaló que la dirección de la empresa en colaboración con los representantes de los trabajadores tendrán que designar las personas necesarias para el cumplimiento de los servicios mínimos de mantenimiento y seguridad necesarios para garantizar la seguridad de las personas y equipamientos.