La Federación Empresarial Segoviana solicitó hoy a Renfe que reconsidere la supresión de la parada en la estación Segovia-Guiomar de los trenes incluidos en la línea Madrid-País Vasco, prevista para el 17 de junio, porque «entiende que se causaría un grave perjuicio a la ciudad».

En opinión de FES, no se puede justificar una medida así ante los segovianos que por motivos laborales o de ocio tienen la posibilidad de viajar a estos destinos desde la propia estación de su ciudad ni ante los visitantes que desde la zona norte del país tienen un acceso directo a la provincia de Segovia.

Para Segovia, añadieron, estar incluida en el mapa de la alta velocidad ferroviaria es un activo importante «que costó mucho esfuerzo conseguir, y lo que no parece pertinente es que se den pasos hacia atrás en el camino logrado».

Según la Federación se deben conseguir nuevos avances que rentabilicen las posibilidades abiertas por la alta velocidad y profundizar en la conexión de Segovia con el resto del país, facilitando la movilidad de ciudadanos e impulsando el intercambio económico o turístico.