Por estas razones, el equipo de Atención Primaria del centro de salud de Riaza ha iniciado un estudio sobre tabaquismo entre la población de su zona que persigue, entre otros objetivos, avanzar en la efectividad del tratamiento para deshabituación tabáquica, utilizando un sistema de detección de obstrucción al flujo aéreo más sencillo y práctico que la habitual espirometría.

La población diana del trabajo de investigación son los fumadores o ex fumadores mayores de 30 años que acudan a consulta en el centro de salud

Los resultados obtenidos permitirán diseñar estrategias de actuación para conseguir una mayor adherencia al programa de abandono del tabaco en fumadores a los que se les detecte EPOC e implantar en todos los centros de salud técnicas de medición y detección mucho más sencillas de realización para los profesionales y los pacientes que la espirometría.

En última instancia, el estudio persigue: la disminución de la prevalencia de fumadores, el incremento del diagnostico de EPOC en pacientes asintomáticos, aumentar la efectividad en la prevención de EPOC, intensificando las actuaciones sobre los fumadores, avanzar en la eficacia del tratamiento para dejar de fumar y conseguir la mayor sensibilización de los profesionales sobre la importancia del consejo y la intervención en deshabituación tabáquica para prevención de EPOC.

Para llevar a cabo dicho estudio se cuenta con los profesionales sanitarios de la ZBS de Riaza, apoyados por la Unidad de Formación Continuada de la Gerencia de Atención Primaria y el doctor Graciliano Estrada, del Servicio de Neumología del Hospital General de Segovia, quienes impartirán a los médicos y personal de enfermería participantes en el proyecto formación sobre Actualización en EPOC y Deshabituación Tabáquica y sobre el manejo e interpretación de los resultados obtenidos con el Vitalograph COPD-6.

El tabaquismo es la causa de más del 80% de los casos de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y dejar de fumar es, en la mayoría de las personas, la razón más eficaz y efectiva para evitar el desarrollo y la progresión de la EPOC. La detección de obstrucción al flujo aéreo en fumadores es un refuerzo positivo importante que está demostrado que incrementa el abandono del hábito tabáquico.