El Acueducto, la catedral, la muralla, el Alcázar y el Ayuntamiento quedarán esta noche, entre las 20:30 y las 21:30 a oscuras, para llamar la atención sobre el cambio climático.

El Ayuntamiento de Segovia se adhiere, un año más, a la campaña internacional promovida por WWF para concienciar de la necesidad de cuidar el medio ambiente. Este año, el gran reto global que plantean es construir juntos un futuro limpio, basado en la energía proveniente del sol, del mar y del viento.

El consistorio invita a todos los segovianos a que participen y aporten su granito de arena, apagando luces y aparatos eléctricos entre las 20:30 y las 21:30 horas. De esta manera, Segovia hará aun más visible su compromiso con el medio ambiente.

Se trata de una actuación simbólica cuyo objetivo es que el compromiso vaya más allá y que, al apagón de hoy, se sume la responsabilidad de realizar acciones a lo largo del año, como mantener la calefacción a 21 grados, utilizar bombillas de bajo consumo en casa, subir bien las persianas y retirar las cortinas antes de encender la luz, aislar ventanas, paredes, techos y suelos, reducir el uso del coche, potenciar el transporte público, apagar el ordenador y las luces al finalizar la jornada de trabajo y reciclar y reutilizar el papel.

La Hora del Planeta arrancó en Sydney (Australia) en 2007. Ése año, la ciudad australiana fue la única en secundar esta iniciativa que, ahora, seis años después, se extiende por todo el mundo.