El último pleno municipal del año se ha llevado a cabo en un ambiente distendido. Después de él, Beatriz Escudero, ha realizado unas declaraciones en las que ha manifestado que daba “un paso atrás con toda la tristeza y la pena”, pero que se iba “con la cabeza alta” y con la esperanza de que los ciudadanos valorasen su trabajo al frente de la oposición.

La popular ha manifestado, igualmente, que hace cuatro años le pidieron liderar la candidatura a la alcaldía y que fue un momento muy ilusionante y ahora su futuro político seguirá en el Senado, lo que le permitirá dedicarse más a su familia. Escudero manifestó su compromiso con la ciudad de Segovia explicando que “sólo un candidato del Partido Popular podrá dar el cambio” y añadió que “cuando el PP designe candidato él será mi candidato”.

Para terminar quiso tener unas palabras de agradecimiento con el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, manifestando que “ya no es un rival político” y deseándole todo lo mejor para el nuevo año que comienza.