El consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno regional, José Antonio de Santiago-Juárez, remarcó que la obligación de la Junta es “hacer cumplir las leyes” y que, en el caso de la Ley Antitabaco, que entra en vigor este 2 de enero, se encargará de que se cumpla la parte que le corresponde, que es realizar inspecciones de salud pública en los establecimientos afectados.

Asimismo, mostró su apoyo a esta normativa que calificó de “adecuada” porque recordó que el tabaco produce muchas muertes prematuras y patologías crónicas. “Era necesario que España diera un paso adelante como habían hecho otros países europeos”, apostilló.

 

Sanidad realizó 3.924 inspecciones anti-tabaco en los tres primeros trimestres de 2010

La Junta de Castilla y León, por medio de los servicios territoriales de la Consejería de Sanidad, ha desarrollado en los tres primeros trimestres del año 3.924 inspecciones en las nueve provincias de la Comunidad, en cumplimiento de la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, sobre medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco. Esas actuaciones han dado lugar a la tramitación de 73 expedientes y a la incoación de 69 sanciones.

Según informan desde la Consejería de Sanidad en un comunicado, el departamento mantiene esta labor de control e inspección en relación con el tabaco, a la espera de conocer el nuevo texto normativo completo aprobado por las Cortes Generales el pasado 21 de diciembre y que aún no ha sido publicado en su literalidad por el Boletín Oficial del Estado.

Asimismo, al tratarse de una Ley nacional de obligado cumplimiento en todo el territorio español, se espera disponer de la cartelería informativa homogénea que elabore el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, con el propósito de que ésta sea accesible, a través de los medios que anteriormente han sido utilizados a este efecto, para los sectores interesados.

A la espera de que sea hecho público el articulado definitivo de la Ley de medidas sanitarias y de control del tabaco que ha elaborado el Ministerio de Sanidad, cuya entrada en vigor ha sido anunciada para el próximo 2 de enero, el portal sanitario de la Junta de Castilla y León en Internet ofrece documentación sobre las modificaciones que la nueva Ley suponen respecto a la norma aprobada en 2005, a través de un enlace destacado en el ‘microsite’ ‘Ciudadanos’ de www.saludcastillayleón.es.

A través de los inspectores de Sanidad, la Dirección General de Salud Pública e Investigación, Desarrollo e Innovación y la Agencia de Protección de la Salud y Seguridad Alimentaria de Castilla y León cumplen con un número mensualmente previsto de visitas a establecimientos de distinta índole, durante las cuales se comprueba el cumplimiento de la legislación vigente en relación con el tabaco.

Los inspectores de la Junta realizan la oportuna acta, en la que se informa de las posibles deficiencias y, en su caso, puede dar lugar a la apertura del correspondiente expediente sancionador que, dependiendo de los aspectos incumplidos, originará sanciones leves, graves y muy graves, cuya órgano sancionador y cuantía está estipulado por la normativa vigente, quedando siempre la opción del recurso ante la vía contencioso-administrativa.

Por provincias, en Ávila se han realizado entre enero y septiembre 348 inspecciones, con 6 expedientes tramitados y otras 6 sanciones incoadas. En Burgos, las cifras se situaron respectivamente en 256, 11 y 11; en León, 255, 15 y 14; en Palencia, 117, 1 y 1; en Salamanca, 347, 4 y 7; en Segovia, 201, 8 y 3; en Soria, 494, 0 y 0; en Valladolid, 1.499, 21 y 18; y en Zamora, 407, 7 y 9.

Esta labor de control ha venido desarrollándose en años anteriores por la Junta de Castilla y León, de manera que, desde 2007 y sumadas las casi cuatro mil inspecciones que se han realizado en los tres primeros trimestres de 2010, el número total de inspecciones relacionadas se sitúa en 14.366.