El Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma (Segovia) ha dedicado una calle al whisky Dyc, fundado hace 50 años y que tiene sus destilerías en el municipio, junto al río Eresma, en homenaje a la presencia de la marca en la vida de la localidad y a la creación de empleo.

En la inauguración participaron diversas autoridades locales y representantes de Dyc, como el alcalde de Palazuelos, Domingo Asenjo (IU); el director general de Destilerías Dyc, Manuel Cabañas, que fueron los encargados de descubrir la placa con el nombre del conocido whisky segoviano.

Con este gesto, el Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma ha querido reconocer -a modo de homenaje- los más de 50 años que llevan las Destilerías Dyc formando parte de la vida social, cultural y de ocio de la provincia, según explicó el regidor segoviano, que además detalló que es una de las marcas más representativas de Segovia y que da empleo a gran número de personas en la localidad.

El empresario segoviano Nicomedes García fundó las Destilerías DYC hace más de 50 años en Palazuelos de Eresma, Segovia, a 30 minutos en tren y 50 minutos en coche desde Madrid, y a 5 kilómetros de Segovia. En sus instalaciones se realizan de forma íntegra todos los procesos de producción de las cuatro variedades del whisky español DYC, DYC 8, DYC Pure Malt y DYC Single Malt ‘Colección Barrica’.

Actualmente, las Destilerías ofrecen una oferta cultural y de ocio a amantes del whisky y curiosos. Durante una visita guiada –de casi dos horas de duración- los visitantes podrán conocer las fases de transformación de la materia prima en lo que los irlandeses y escoceses denominaron uisge beatha o uisce beathadh (agua de vida): el whisky. La visita a las Destilerías es una experiencia para todos los sentidos. Se puede apreciar la textura del grano antes de germinar, el olor de la turba tostándose, asistir a la transformación del grano en el ambarino líquido y degustar el fruto de todo el proceso, el whisky.

Los visitantes recorrerán las distintos procesos de elaboración que abarcan la transformación de la materia prima natural –cebada, maíz, agua, carbón vegetal-, los procesos de germinado de la cebada y malteado, el destilado en los grandes alambiques pasando antes por las fases de molido, la fermentación y el envejecimiento en barricas.

La visita culmina con una cata comentada donde los asistentes aprenden a diferenciar entre los distintos elementos que han podido ver, oler y tocar previamente en la sala situada al comienzo del recorrido.