La Mesa de Negociación Laboral del Sistema Institucional de Protección (SIP) que forman Caja Madrid, Bancaja, Caja Insular de Canarias, Caja de Ávila, Caixa Laietana, Caja Segovia y Caja Rioja ha mantenido la primera reunión de trabajo tras su constitución.

El nuevo grupo está llevando a cabo uno de los procesos de integración más sólidos y de futuro del sector financiero y pretende, de la mano de los representantes de los trabajadores, reforzar la competitividad, eficiencia y capacidad de crecimiento acometiendo para ello los necesarios ajustes laborales con el menor impacto posible.

El encuentro celebrado ha comenzado con una explicación a los sindicatos de la marcha de esta unión. A continuación, se han mantenido conversaciones sobre el marco de actuación laboral necesario para seguir negociando.

Tras la ratificación del Contrato de Integración del SIP por parte de los Consejos de Administración, el pasado 29 de julio, la alianza está pendiente de aprobación de las Asambleas, que han sido convocadas para el 14 de septiembre, y de la autorización de las Comunidades Autónomas que lo requieran.

Las siete cajas suman actualmente 4.500 oficinas, 26.000 empleados y unos activos de 340.000 millones de euros, lo que consolida el nuevo SIP como la primera caja de ahorros de España. Además, se convierte en la primera entidad en banca comercial y de empresas en el mercado nacional por volumen de negocio.