La Galerie Claude Samuel, emplazada en los alrededores de la Ópera de La Bastilla de París (69 avenue Daumesnil) acoge desde el sabado 23 de enero y hasta el próximo 27 de febrero una nueva exposición individual de Alberto Reguera (Segovia, 1961). Con el título ‘Cadre – hors cadre’ (‘marco, fuera del marco’) el pintor segoviano vuelve a llevar los límites de su pintura más allá del lienzo, en una exploración creativa que ha presidido su trayectoria en los últimos años.

Se trata de la segunda ocasión en que Reguera protagoniza una muestra individual en esta galería, donde hace un año ya exhibió la exposición ‘Images et matières – Réflexions’, en la que, por primera vez, presentó su trabajo pictórico conjuntamente con su labor como fotógrafo, exhibiendo al mismo tiempo su “paisaje interior y exterior”.

“Esta nueva exposición ofrece varias vertientes del momento actual de mi evolución. Por una parte, se muestran unas piezas de gran formato que tienen alargados sus lados, pero cuyo contenido responde a las características de mi trabajo: paisajes abstractos con texturas de terciopelo, materia con pigmento de azules de Prusia, rojos solintor, metálicos”, detalla en declaraciones a Ical.

Según comenta, algunas de estas ‘pinturas-objeto’ que se pueden contemplar en la galería parisina se desplazan de la pared al suelo, y están pintadas por todos sus lados. Con la instalación de varias de las piezas, Reguera crea una composición pictórica con volumen, para otorgar mayor profundidad visual, que él define como “una instalación pictórica». “El espectador puede deambular a través de esta instalación y observar cada uno de los lados de la obra. Dependiendo de dónde se sitúe, su ojo construirá su propio ‘campo de visión’”.

Otra apuesta estética que presenta en la exposición es que “las pinturas con los bordes muy acentuados ‘sangran’ materia, la pintura desborda los propios límites del cuadro y se expande a través de otro soporte virgen, que puede ser un enorme lienzo blanco o el muro. Es pintura que se expande, que se extiende. Es pintura expansiva”, explica el artista.

La muestra reúne una quincena de obras recientes, con piezas como ‘Shadows’, ‘Geometric sun’, ‘Nocturnal landscape’ o ‘Mendelsohn’s melodies’, todas ellas realizadas en el último año y medio. “Me gusta el arte que está rozando otras disciplinas. Cuando me preguntan si estoy haciendo casi escultura, contesto que sigo siendo pintor, pero un pintor que explora las muchas posibilidades espaciales y matéricas que aún nos puede ofrecer la pintura”, argumenta.

Para Reguera, “esta exposición individual me parece importante en mi carrera, por estar albergada en una galería de gran espacio y que da importancia a la pintura como disciplina vigente en el siglo XXI”.

 

Otras propuestas

La pasada semana, Reguera también presentó una de sus piezas de pintura expansiva en ‘Espacio Atlántico’, la feria de arte contemporáneo de Vigo (que tuvo lugar entre el 14 y el 17 de enero en el recinto ferial Ifevi), dentro de un expositor colectivo de la galería Nuble, de Santander.

Además, su trabajo forma parte de una amplia muestra colectiva denominada ‘Arte moderno y contemporáneo’, que se celebra en el Museo de Alfândega, en Oporto, promovida por la Galería Cordeiros. La exposición abrió sus puertas el pasado 9 de enero y las cerrará mañana.

Esta propuesta reúne obras de sesenta artistas entre los que destacan Andy Warhol, Joan Miró, Salvador Dalí, Antonio Saura, Eduardo Arroyo, Julian Schnabel, Luis Gordillo, Miquel Barceló, Antoni Tàpies, Rafael Canogar, André Lanskoy o António Macedo, entre otros. En ella, Reguera presenta dos piezas: ‘Velours’, realizada en 1996 en gran formato, y ‘Atmósferas en disección’, de 1994 e integrada en su serie de ‘pinturas objeto’.